1136 Vistas

Nebeyda Rosales: “Ojalá más mujeres jugaran rugby”

Desde niña Nebeyda ha jugado en equipos donde predominan hombres y ahora es con las Lobas de la UNAN que encontró su pasión por el rugby.

A sus 20 años está a punto de culminar sus estudios en la carrera de Literatura de la UNAN, mientras que en su tiempo libre se dedica por completo a jugar rugby.

Pero con el rugby no fue amor a primera vista, primero jugó fútbol y volibol, desde que tenía nuevo años y fue cuando entró a la universidad que quiso probar algo nuevo.

“El rugby me ha hecho ser mejor persona, me ha ayudado a mejorar mi carácter, antes era un poco intolerante. En el campo logro soltar toda esa adrenalina, me ayuda a despejar mi mente, tengo otro forma de ver las cosas””, expresa.

“Así comencé con el rugby. Llevo 4 años jugando y trato de destacarme, trato de ser mejor dentro de las mejores, todas tenemos distintas habilidades y nos enfocamos en sobresalir”, cuenta Nebeyda quien es parte del equipo de su universidad llamado Lobas de la UNAN.

La posición de Nebeyda en un partido es de Fly-half, es la que distribuye el balón a las jugadoras y arma las jugadas, ordena las chicas rápidas, para alternar la velocidad con la fuerza.

Un momento memorable para ella fue cuando participó en los Juegos Centroamericanos porque optó por un puesto junto a 32 mujeres más y solo seleccionaron a 12.

 

“No veo porqué el deporte no sea para mí si en el deporte no hay exclusión, todos somos vistos de la misma forma”.

“Traté de enfocarme en lo que estaba haciendo pero sin descuidar mis estudios, cumplí en lo más que podía, no solo entrenar con el equipo, sino individualmente salir a correr ir al gimnasio”, recuerda.

Con el rugby Nebeyda quiere llegar a más mujeres para que se unan y hayan más equipos para que crezca la calidad a través de la competitividad.

“Quiero que la familia del rugby crezca y aquí no se necesita que seas una persona atlética o con experiencia, acá es cuestión de que tengás interés. Ojalá más mujeres jugaran rugby”, comenta.

“Fue una experiencia inolvidable, te da una emoción, no tiene precio, jugar aquí en tu país donde tu familia te llega a ver. Luego ganás y esa medalla no solo era para mí, sino para mi familia y mi país”.

Por eso cuando obtuvo sus medallas, se dio cuenta que era el principio de algo mucho más grande para las mujeres deportistas en Nicaragua.

“Significaba que los marcadores han cambiado, hemos subido en el ranking, y eso permite que en los próximos partidos no nos vean como algo amistoso, sino que nos tomen en cuenta como un equipo serio”, afirma.

Aunque en un comienzo a su familia no le gustaba que ella estuviera en el rugby, la primera vez que su mamá la vio jugar lo cambió todo.

“Me dicen que soy marimacha, una mujer envuelta en cuerpo de hombre y no me interesa lo que digan, soy una mujer que ama lo que hace y se dedica a hacer lo que realmente le gusta”.

“Desde ese partido me apoyan más, mi mamá me decía ‘jugás bien me siento alegre de verte cómo corrés, me siento orgullosa’ y eso hizo que cambiara su manera de ver las cosas”, agrega.

En un futuro Nebeyda quiere combinar los deportes con la literatura, lee mucho sobre el rugby y otras ramas del deporte y su sueño es trabajar con la educación primaria y tener una pequeña academia donde fusione su carrera con el rugby.

“Pienso seguir en esto hasta que ya no pueda más, quisiera abrir un pequeño equipo en Masaya, pues actualmente solo hay 3 equipos de rugby femenino en Nicaragua.

Podrías Estar Interesado

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes
La Escena
214 vistas
La Escena
214 vistas

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes

Malva Izquierdo - martes 28 de septiembre, 2021

En Nicaragua la música instrumental no es algo que comúnmente se aprecie o escuche, pero a José Antonio Rivera, siempre le gustaron las melodías sin voces.

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta
Entorno
120 vistas
Entorno
120 vistas

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta

Malva Izquierdo - lunes 16 de agosto, 2021

El ecólogo Fabio Buitrago explica por qué la pesca de camarón, puede desencadenar hambruna y destrucción si no se regula a tiempo.

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción
Entorno
226 vistas
Entorno
226 vistas

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción

managuafuriosa.com - jueves 22 de julio, 2021

A pesar de ser un país con tanta belleza, la biodiversidad nicaragüense sigue en peligro. Arnulfo Medina, investigador de fauna silvestre, explica por qué.