380 Vistas

“Nada es igual”: El ambiente en las universidades de Nicaragua (PARTE 2)

El ambiente que se vive en cada universidad del país está lejos de haber regresado a la normalidad. Temor, hostigamiento policial, proselitismo y autocensura son algunas de las vivencias con las que el estudiantado debe lidiar en su día a día, tanto en universidades públicas como en las subvencionadas.

En esta segunda entrega contamos los relatos que compartieron estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería(UNI), Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua(UNAN – Managua), UNAN – León y la Universidad Centroamericana(UCA).

UNI: “UNEN ha tomado el control de todo. Están en todas partes”

“Francisco” lleva 4 años estudiando una de las ingenierías que ofrece la UNI. Él estuvo muy involucrado en las protestas estudiantiles. Pese al temor de sufrir represalias decidió regresar a la universidad por presión de su familia, sin embargo, su mayor preocupación sigue siendo el control que UNEN ejerce en su universidad.

“UNEN ha tomado el control de todo, mucho más que antes. En cada grupo o sección hay al menos un miembro de UNEN. ¡Están en todas partes! Todas las decisiones administrativas son tomadas por ellos y no por las autoridades universitarias. Su poder es ilimitado y vigilan todo”, comenta.

Además, revela que aparte de las estrictas medidas de seguridad que se han tomado en los portones de ingreso, está eminentemente prohibido hablar de política o del contexto nacional en las aulas de clase o en cualquier espacio dentro de la universidad, prohibición que es tanto para estudiantes como para docentes.

UNAN – Managua: “El ambiente es peor que en una cárcel”

Sin duda alguna, el estudiantado de la UNAN – Managua ha sido el grupo que más represalias ha recibido por parte del Estado y la administración de la universidad, no solo por el hecho de que existen más de 100 expulsiones, sino por el control total dentro de la institución.

Para una de las fuentes que brindó su testimonio, describir el antes y el después de la UNAN es casi imposible, pues ahora en la UNAN hay todo un sistema de seguridad estricto, fuera de los reglamentos y estatutos.

Te puede interesar: Puntos claves para entender la “normalidad” en Nicaragua

“Para ingresar se tiene que pasar por un escáner y los guardias nos revisan hasta la entrepierna. Hay al menos 4 personas en cada portón revisando los datos de los estudiantes; incluso cambiaron el carnet para manejar toda nuestra información. Ahora pueden ver nuestros horarios, y si llegamos un día que no tenemos clases no podemos ingresar, al menos que esté autorizado por el coordinador de la carrera. Estoy seguro que en la UNAN el ambiente es peor que en una cárcel”.

Por su parte, para “Elba”, una estudiante de la Facultad de Humanidades, la UNAN ahora es “una fortaleza”.

Ella menciona que no solo el aspecto de seguridad se volvió extremo: “Literalmente existe un adoctrinamiento y un proselitismo impresionante. Ferias, concursos y hasta exposiciones tituladas ‘Queremos paz y amor’. Los docentes incluso nos obligan a expresarnos ‘contra los terroristas de derecha’ en cualquier asignación o ensayo”.

 Además de lo anterior, las fuentes confirmaron que ya no hay acceso a internet en ningún pasillo y en el sistema de la biblioteca muchos sitios de información, como medios independientes del país, están restringidos.

También ponen carteles del gobierno en todas partes, usan la bandera del partido en los actos universitarios, han despedido a muchos docentes y trabajadores.

Te puede interesar: 10 puntos claves de los últimos 31 días

Por otro lado, miembros de UNEN imparten clases sin ser graduados, los docentes no permiten hacer prácticas laborales en ninguna empresa privada o instituciones independientes, y un sinnúmero de otras irregularidades que liquidan la autonomía universitaria y el derecho a la educación.

UNAN-León: “Todo empeoró. Aumentaron el cinismo y el descaro”

“José” es estudiante activo de la UNAN-León, pero tuvo que salir del país por unos meses debido al miedo que sentía al estar en la ciudad universitaria, de donde es originario.

A pesar de todo el miedo acumulado decidió reintegrarse a sus estudios, pero sabía que debía de guardar silencio y actuar como que si nada había pasado, aunque por dentro tiene una carga emocional muy fuerte.

“Ese es nuestro día a día”, comenta José. “Debemos actuar como si fuéramos un robot. Los del CUUN (Movimiento Estudiantil de la UNAN – León) y algunos maestros orteguistas hacen lo que quieren, dicen lo que quieren y uno tiene que tragarse todo eso. Aquí todo empeoró. Aumentaron el cinismo y el descaro; antes medio lo ocultaban, pero ahora no”.

José lamenta que muchos de sus compañeros no se han reintegrado hasta el momento y la ausencia de estudiantes es muy notoria en los distintos recintos de la universidad.

“Yo entiendo que algunos no quieran regresar, pero yo no tuve de otra, sin embargo la inseguridad es latente, incluso en las calles de León. Se respira una tensa calma. La ciudad nunca volvió a ser como antes”.

UCA: “El 6% es la más grande preocupación de todos los estudiantes”

La UCA fue parte del génesis de la insurrección y por esa razón se ha convertido en blanco de asedio y represalia estatal. Una estudiante de la Facultad de Economía expresa que debido al recorte en la Asignación Constitucional del 6% a las universidades, los estudiantes becados ahora viven con el miedo de quedarse sin estudiar.

“El 6% es mi preocupación y esa es la más grande preocupación de todos los estudiantes que tenemos beca”, comenta.

Te puede interesar: ¿Qué nos enseñó la rebelión de abril?

Ella manifiesta que permanentemente están rodeados de policías: “Es difícil concentrarse y rendir como estudiante cuando a diario nos están vigilando. Los policías y antimotines se suben al puente peatonal a tomar fotos; a veces estamos en el edificio I o en el S y nos percatamos de que hay policías viéndonos”.

La ausencia de estudiantes ha sido drástica. Muchos no regresaron a las aulas de clase por motivos como el exilio, problemas económicos, entre otros.

Así también, la no otorgación de becas por parte de la universidad a los estudiantes de nuevo ingreso fue un duro golpe para la educación en la Alma Mater.

“Creo que la universidad se está preparando para ser completamente privada; antes los cuatrimestres se pagaban en cuotas y ahora hasta tenemos que buscar préstamos en un banco para realizar un solo pago en el cuatrimestre”, reveló una estudiante de la Facultad de Humanidades, y agregó que la mayoría de carreras de su facultad ya no se están ofreciendo.

A pesar de que no existe una cifra exacta de cuántos estudiantes han desistido de sus carreras a raíz de la crisis, en todas las universidades la ausencia es muy notable.

La mayoría de las fuentes coinciden en que además de autocensurarse, deben priorizar el autocuido y las relaciones interpersonales por el mismo temor.

Uno de los principales efectos que presenta en el estudiantado es el bajo rendimiento en sus calificaciones y las constantes frustraciones que provoca el contexto del país que día a día empeora.

¿Hasta cuándo el estudiantado, presente y futuro del país, tendrá que vivir bajo éste yugo impuesto?

Fotografía cortesía de Coyuntura

Podrías Estar Interesado

¿Qué hacer ante el cambio climático en Nicaragua?
Entorno
25 vistas
Entorno
25 vistas

¿Qué hacer ante el cambio climático en Nicaragua?

managuafuriosa.com - martes 28 de diciembre, 2021

"Estamos haciendo algo que va en contra de nuestros hijos y nuestros nietos. Estamos heredando un país destruido", afirma el Dr. Jaime Incer Barquero.

Artificios: una banda con astucia melodiosa
La Escena
85 vistas
La Escena
85 vistas

Artificios: una banda con astucia melodiosa

managuafuriosa.com - miércoles 22 de diciembre, 2021

Artificios es una banda que mezcla diferentes tendencias musicales. Por lo general los géneros por los que viajan son el Neo Soul, el Funk y el Jazz Fusión.

Género y Memorias 2021
ESPECIALES
98 vistas
ESPECIALES
98 vistas

Género y Memorias 2021

managuafuriosa.com - lunes 20 de diciembre, 2021

Una compilación de reflexiones entre el género y los trabajos de la memoria con el fin de reconstruir una Nicaragua en paz, con inclusión y sororidad.