420 Vistas

Mis 6 razones para no regresar a Nicaragua

Aunque algunas personas que se habían exiliado han optado por retornar al país, hay muchas razones que indican que regresar a Nicaragua en las condiciones actuales no es la mejor opción.

Estar fuera de nuestra patria es sumamente difícil, más cuando hemos tenido que salir por temores fundados, donde no hubo más opción que salvaguardar la vida.

Yo tuve que salir con toda mi familia y aunque nos sobran las ganas de regresar a nuestro hogar, tenemos en cuenta estas seis razones que no nos permiten regresar:

Estado Policial

El acoso, el asedio, la persecución y la presencia de la Policía en todas partes del país, precisamente para violentar los derechos constitucionales y universales, es una imposición del orteguismo que fue denunciada y calificada por la misma Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como Estado Policial.

Te puede interesar: Mi vida en el exilio

Esa actitud intimida, limita y viola los derechos civiles y políticos de cada ciudadano, y además reviven los traumas que dejó la represión, por lo tanto representa una amenaza latente para tota la ciudadanía y principalmente para quienes regresen del exilio.

Estado de Indefensión

La expulsión de organismos de derechos humanos nacionales e internacionales deja al pueblo en un completo estado de indefensión. En dichas condiciones no hay forma de que ante cualquier anomalía o violación se pueda realizar una denuncia efectiva puesto que la justicia en el país está más vendada que La Dama de la Justicia.

Bajo éste contexto el riesgo de quienes regresan es incalculable; la ciudadanía en sí está expuesta a cualquier violación, en cualquier lugar, y nadie podría hacer algo al respecto, tomando en cuenta el nivel de organización del partido que gobierna, el cual cuenta con una estructura que impera en cada barrio, caserío o comunidad. Ningún lugar podría ser seguro.

Créditos: Confidencial

Programa de “retorno voluntario” es una trampa

El llamado “Programa de Retorno Voluntario de Nicaragüenses en el Exterior”, que implementó la dictadura desde abril de este año, ha sido desde todo punto de vista una trampa para quienes pretenden regresar del exilio bajo esta condición.

Muchas personas que no son mediáticas y se atrevieron a regresar fueron puestas a la orden de la injusticia, perseguidas y asediadas, algunas inclusive están presas, tal como es el caso del joven activista Ulises Rivas.

Esta situación ha dejado en evidencia la desfachatez del programa y a la vez es una señal de alerta a quienes estamos fuera. Nada que venga de la dictadura tiene buenas intenciones.

Así también debemos recordar que este tipo de programas deben cumplir con garantías mínimas de seguridad, empleabilidad, no repetición y derechos humanos en general.

El desempleo

El efecto de la crisis en la economía fue inmediato y va “como carreta en bajada”, dejando principalmente en el desempleo a decenas de miles de nicaragüenses, lo cual causará un aumento en la migración; es decir, que muchas personas que no salieron por motivos de persecución lo harán por el desempleo.

Según el informe de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), publicado en mayo, se pronostica que hasta la fecha 215 mil personas han pasado al desempleo y que al finalizar el 2019 la suma aumentará entre 66 mil a 98 mil personas.

Esto no es una simple cifra, son miles de familias que no podrán sustentar sus necesidades, eso sin dejar de mencionar la recesión y el aumento de la inflación. Si regresamos a Nicaragua ¿de qué vamos a vivir?

Las grietas de la oposición

Cuando la lucha cívica por la libertad y la justicia inició, la unidad de todos los sectores que cerraron filas representó algo realmente alentador, inspiraba confianza y alimentaba la esperanza y las fuerzas para continuar con la lucha.

Te puede interesar: El trauma de nuestra niñez: de la represión al exilio

Sin embargo, a medida que pasó el tiempo las diferencias y los intereses de algunos personajes fueron creciendo. Eso solo ha logrado formar grietas, generar desesperanza y desconfianza en quienes estamos fuera del país.

Además, esto influye enfáticamente en el temor de regresar. Si se mostrara una unidad consolidada y fundamentada, pese a las diferencias, se podría generar una razón para retornar, aun teniendo en cuenta el riesgo.

Lo peor no ha pasado

Hay quienes coincidimos en que mientras Ortega esté en el poder todo en el país es impredecible. El dictador es capaz de hacer cualquier cosa para proteger sus intereses.

Dirigió una guerra civil que dejó decenas de miles de muertos, secuestró la voluntad popular una y otra vez, controla absolutamente todos los poderes, es autor intelectual de crímenes de lesa humanidad y aun así gobierna bajo impunidad.

Créditos: Fotonoticia

Todo ello sustenta mi hipótesis anterior, lo cual se reduce en que Ortega es capaz de cualquier cosa. Por tal razón, “lo peor” no tiene definición, tomando en cuenta que las probabilidades de otro estallido social son muy altas.

Quienes salimos del país lo hicimos únicamente para poner a salvo nuestras vidas; en caso de regresar y que nazca otro estallido, volver a salir del país podría ser aún más difícil.

Seguimos demandando lo mismo

Para el retorno seguro de miles de exiliados las condiciones indispensables siguen siendo las mismas que se han exigido desde hace meses por diversas organizaciones civiles: el cese inmediato a todas las detenciones y secuestros, la libertad para todas las personas presas por razones políticas y el desarme y disolución de los grupos paramilitares del Gobierno.

Te puede interesar: El exilio de la comunidad LGTBIQ nicaragüense

Asimismo, exigimos el retorno inmediato de los organismos internacionales y nacionales de derechos humanos, restablecimiento inmediato de la libertad de prensa y libertad de expresión, devolución de bienes y equipos a medios de comunicación y organismos confiscados, plena libertad de movilización y asociación; verificación, seguimiento e investigación de los crímenes y violaciones a los derechos humanos.

Podrías Estar Interesado

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes
La Escena
262 vistas
La Escena
262 vistas

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes

Malva Izquierdo - martes 28 de septiembre, 2021

En Nicaragua la música instrumental no es algo que comúnmente se aprecie o escuche, pero a José Antonio Rivera, siempre le gustaron las melodías sin voces.

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta
Entorno
128 vistas
Entorno
128 vistas

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta

Malva Izquierdo - lunes 16 de agosto, 2021

El ecólogo Fabio Buitrago explica por qué la pesca de camarón, puede desencadenar hambruna y destrucción si no se regula a tiempo.

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción
Entorno
239 vistas
Entorno
239 vistas

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción

managuafuriosa.com - jueves 22 de julio, 2021

A pesar de ser un país con tanta belleza, la biodiversidad nicaragüense sigue en peligro. Arnulfo Medina, investigador de fauna silvestre, explica por qué.