Cómo mejorar la concentración en tiempos de crisis

1366 Vistas

¿Imposible alcanzar la concentración? Seguramente te ha pasado: estás tratando de completar una tarea de la escuela, la universidad o el trabajo y, simplemente, no podés: Hay demasiadas distracciones, siempre está pasando algo o alguien está hablando de la crisis a tu alrededor.

Hay tantos estímulos y cosas urgentes de nuestro contexto actual que es muy fácil no poder concentrarse, especialmente cuando nuestro estado emocional no es el óptimo. Todo esto sin tener en cuenta que vivimos en una era en la que de por sí estamos expuestos a una cantidad de estímulos mayor a la que nuestros cerebros pueden procesar.

También te recomendamos: Cómo cuidar nuestra salud emocional cuando el estrés ataca

No nos malinterpreten, este artículo NO propone ignorar nuestro contexto ni mucho menos desentenderse del mismo, sino gestionar nuestros tiempos y ejercitar nuestra capacidad de concentración, con el fin de seguir siendo productivos/as en nuestros trabajos u obligaciones y tener un mejor dominio de nuestras emociones, con el fin de mantener nuestra salud mental en el mejor estado posible.

Es momento de autocuidarnos, porque entre mejor nos encontremos física, emocional y psicológicamente, mejor podemos seguir aportando a la causa.

En las últimas semanas miles de personas han perdido sus puestos de trabajo. Es importante reinventarnos, ser creativos/as y mantener nuestro rendimiento. En un contexto tan abrumador como el actual, lo mejor que podemos hacer es seguir aprendiendo, seguir emprendiendo, seguir creando y, claro, seguir aportando a la causa desde nuestro bienestar.

También te recomendamos: Cinco consejos para reducir el estrés a través de la música

Normalmente los círculos de improductividad te llevan a más improductividad. Tener una lista enorme de tareas sin realizar y no cumplir con nuestras metas de trabajo pueden llevarnos a un ciclo exponencial que puede afectarnos emocionalmente. Una crisis como esta puede poner en riesgo nuestros puestos de trabajo y, más importante aún, nuestra salud a largo plazo.

Alimentá tu mente

Nos ha pasado… A veces es difícil dormir adecuadamente, a veces no tenemos ganas de comer. Es importante darle a nuestro cuerpo lo que necesita; demostrémonos amor a nosotrxs mismxs. Si nos saltamos el desayuno, por ejemplo, es más probable que tengamos estrés por la mañana. ¿Por qué no prepararnos un desayuno con amor? Así, por y para nosotras/os.

Lo que es bueno para el cuerpo es bueno para el cerebro. Bebamos suficiente agua, porque la deshidratación empobrece la concentración.

Pongámosle un poco de ritmo

Bailar puede ser una buena opción, pero nadie anda como para ir al Caramanchel o El Garabato. Tratemos de encajar nuestro horario al ritmo circadiano, y no al merengue en que se han convertido las olas de información. La mayoría de las personas alcanzan el punto más alto de productividad a las 10:00 a.m. —si durmieron adecuadamente, por supuesto—, reaccionamos más ágilmente alrededor de las 3:00 p.m. y nuestra capacidad de movimiento es mejor a las 5:00 p.m. La hora natural de sueño más profundo es alrededor de las 2:00 a.m., así que asegurémonos de estar dormidos/as a esa hora para ser más productivos al día siguiente.

Organicemos la mente

Como mencionamos al comienzo, sí, es difícil concentrarse si tenemos tanta información esperando a ser leída. Lo único que lo puede hacer peor es no tener un orden en nuestro trabajo.

Antes de empezar a trabajar hagamos una lista en la que prioricemos nuestras tareas, de tal forma de que no tengamos el estrés de olvidar nada. Siguiendo la lógica del punto anterior, dejá las tareas que necesitan menos concentración para la hora después del almuerzo.

Tip: En relación al contexto, puede ser una buena idea definir tiempos para informarnos de lo que está pasando. Debemos tener criterio propio al momento de elegir nuestras fuentes de información, ya sean medios o personas. Evitar información superflua, que incite a la violencia o que no sea 100% confirmada.

Una cosa a la vez

El famoso multitasking No es una buena idea, pues nos lleva a un estado constante de atención parcial. Solamente nos lleva a alcanzar mucho menos de lo que tenemos planeado.

Además, realizando muchas tareas al mismo tiempo cometemos más errores que concentrándonos completamente. Priorizá pequeñas pausas entre una tarea y la otra.

Eliminá distracciones

Revisar correos mientras, por ejemplo, escribís un reporte no es una buena idea. Cerrá tu correo y el Twitter o Facebook. Poné tu teléfono en silencio antes de concentrarte en el proyecto. Los auriculares y un buen álbum instrumental es siempre una buena idea. Te recomendamos este:

 La regla de las “cinco más”

Si te sentís tentada/os a abandonar una tarea, ponete el reto de hacer cinco minutos más, cinco páginas más, cinco [lo que sea] más. Esto propone Sam Horn, autora del libro Concéntrate y pon atención. “Así como los atletas ejercitan su resistencia física sobrepasando su punto de cansancio, también podemos desarrollar resistencia mental sobrepasando nuestro punto de frustración”, dice la autora.


No dejés de denunciar, de aportar a la causa, de colaborar, compartir ideas, escribir, involucrarte. PERO, priorizá tu bienestar, tu rendimiento. No permitás que el contexto te abrume: con estos niveles de estrés es fácil llegar a nuestro punto de inflexión sin vuelta atrás. Cuidémonos y cuidemos a quienes queremos: ayudanos a compartir este artículo para ayudar a más personas. ¡Seguimos!

Podrías Estar Interesado

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes
La Escena
263 vistas
La Escena
263 vistas

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes

Malva Izquierdo - martes 28 de septiembre, 2021

En Nicaragua la música instrumental no es algo que comúnmente se aprecie o escuche, pero a José Antonio Rivera, siempre le gustaron las melodías sin voces.

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta
Entorno
129 vistas
Entorno
129 vistas

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta

Malva Izquierdo - lunes 16 de agosto, 2021

El ecólogo Fabio Buitrago explica por qué la pesca de camarón, puede desencadenar hambruna y destrucción si no se regula a tiempo.

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción
Entorno
239 vistas
Entorno
239 vistas

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción

managuafuriosa.com - jueves 22 de julio, 2021

A pesar de ser un país con tanta belleza, la biodiversidad nicaragüense sigue en peligro. Arnulfo Medina, investigador de fauna silvestre, explica por qué.