685 Vistas

Listos para ponerse cómodos

Con mucha simpatía, naturalidad  y pasión por el séptimo arte, ya sea frente o detrás de cámaras, 8 jóvenes hablan de cine de una manera creativa, digerible y con un contenido fresco.

Ponete Cómodo, un proyecto de 8 integrantes, que ya relacionados con los canales de YouTube, vieron la necesidad de hacer un canal en el cual se pudiera hablar de cine. “A partir de esa necesidad y nuestro gusto, hablé con cada uno de ellos y les propuse la idea de que hiciéramos un canal que estuviera solo dedicado al séptimo arte”, comenta Sebastián Verde, quien junto a Karina Blanco, Leandro Lanuza,  María Fernanda Acevedo,  Denis Pérez, Ariel Vallejos, Marcela Chamorro y Jamitzel Mendoza le dieron vida a este proyecto.

Antes de cada video todos se reúnen, dejan definido el contenido de éstos y el presentador se encarga de tener listo el guión, tomando en cuenta que tienen 6 segmentos (por el momento), que van desde “La Recomendación, “Las noticias”, “El Top”, “El Cineportaje”, “La Reseña”, “La Cinepedia” y “El Tag de las películas”; en éste último invitan a una figura pública para hablar sobre sus apreciaciones sobre algunas películas.

Esta idea surgió a mediados del año pasado, y que fue hasta en febrero de éste año su lanzamiento oficial. Ya con 4 meses de estar en actividad cuentan con más de mil seguidores en su página de Facebook, en donde no solo postean sus videos, sino que también interactúan a través de frases o trivias.

Estos 8 jóvenes han emprendido un nuevo camino con el proyecto, que de forma independiente ha sabido llegar a su público meta. “Hasta el momento contamos con el apoyo de la universidad, ahí es donde grabamos, y con parte del equipo”, menciona María Fernanda Acevedo.

Por ahora ya cuentan con personas interesados en su proyecto. “Hace poco nos contactaron de la revista El Bisne, ellos tienen un segmento que es de cine, entonces la logística sería compartir los contenidos en las redes sociales y nosotros les escribimos un artículo y ellos nos dan publicidad en la revista”, señala Sebastián.

Detrás de cámaras

En su día a día estos chavalos son estudiantes de Diseño y Comunicación Audiovisual y Comunicación y Relaciones Públicas de la UAM,  mientras están en proyectos individuales y sus trabajos.

“El principal propósito de Ponete Cómodo es que se empiece a hablar de cine”, nos afirma Sebastián, quien también comenta que uno de los planes a futuro es buscar más patrocinio, lanzar más segmentos y verse en un medio de comunicación, como un canal de televisión. “Uno de los objetivos principales de nosotros al momento de iniciar el canal fue encender esa chispa en la gente, que admire las películas buenas, que no vea el cine barato, por así decirte, osea, que distinga y aprecie las películas que son bien hechas, bien elaboradas y que no todo el mundo conoce”, finaliza Denis Pérez.

Escrito por Karen Llanes

Podrías Estar Interesado

Podcast Memorias: para no repetir la historia
Entorno
141 vistas
Entorno
141 vistas

Podcast Memorias: para no repetir la historia

managuafuriosa.com - miércoles 3 de noviembre, 2021

Hace algunas semanas estrenamos nuestro más reciente podcast Memorias: Rompiendo ciclos, cerrando heridas. Un podcast dedicado a la memoria y cultura política en Nicaragua que ha despertado el interés de muchxs cibernautas. Un formato que nos ha invitado a cuestionarnos y a recordar momentos que han marcado nuestras vidas e historia del país para siempre.

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua
Eventos
143 vistas
Eventos
143 vistas

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua

managuafuriosa.com - lunes 1 de noviembre, 2021

El Circuito de Clínicas Musicales 2021, organizado por el CEM, trae a músicos profesionales nicaragüenses e internacionales con 14 clínicas en 7 ciudades.

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua
Entorno
568 vistas
Entorno
568 vistas

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua

managuafuriosa.com - domingo 31 de octubre, 2021

De Tu Mano es un sencillo que nació cuando Rigoberto Carranza y Sebastián Barberena decidieron aunar sus talentos en la búsqueda de crear algo inesperado, como un crisol donde se fraguaron sus mejores intenciones y arpegios sonoros.