1196 Vistas

La Manicurista Insurrecta: El espacio personal y feminista de Valkiria Barreda

Con casi 10 años de experiencia en el mundo del manicure y con un negocio propio en Polish, Valkiria Barreda ha encontrado en La Manicurista Insurrecta una manera de expresar su opinión feminista.

“El hecho de tener mi propio negocio me permitió poder ser totalmente libre con lo que quiero hacer desde mi marca, cómo la quiero proyectar, cómo quiero que se vea, cómo quiero que funcione”, comenta Valkiria.

Te puede interesar: Cinco consejos para hackear el patriarcado

Hace 5 años y con mucho esfuerzo Valkiria se decidió a dejar su ciudad natal, Estelí, y aventurarse en Managua donde poco a poco su talento se fue abriendo paso en la capital.

“Cuando tenés una imaginación amplia y estás emprendiendo podés hacer lo que querrás, todo es que te enfoqués, lo visualicés y te lo propongás”.

“Soy enemiga del apego y me gustan los cambios, entonces, las personas que me conocen bien saben que en cualquier momento digo ‘ahora me voy a dedicar a vender nacatamales’ y saben que así lo haré, porque lo que me propongo lo hago”, comenta Valkiria.

El nacimiento de la insurrecta

Sin embargo, la crisis de abril 2018 agarró a Valkiria “movida” como a muchas otras personas que estaban emprendiendo en el país y con ello vino también una crisis emocional muy fuerte que le hizo cuestionarse muchas cosas.

“Cuando apareció la crisis todo lo tambaleó, y emocionalmente a mi me agarra desprevenida porque yo soy una persona que se somete a muchas presiones sobre todo porque en Nicaragua muchas personas emprendemos así con una mano adelante y la otra atrás, tapamos un hoyo, destapamos el otro”, cuenta Valkiria.

Te puede interesar: ¿Qué es la economía feminista?

Fue en un viaje fuera del país que tanta presión se desbordó y el “cuerpo le pasó factura” como en una especie de deuda interna que tenía desde hace años y no le había dado nombre.

“Seguramente no era la primera depresión en mi vida, pero fue algo automático porque el cuerpo sabe cuando tiene permiso para enfermarse a veces. Yo ya estaba lejos de la crisis, de las balas pero mi mente estaba acá”, recuerda Valkiria.

View this post on Instagram

WOMAN POWER 💜

A post shared by lamanicurista_insurrecta (@lamanicurista_insurrecta) on

Aceptar que tenía depresión le permitió expresarse sobre lo que sentía en sus redes sociales de Polish y ahí descubrió que no era la única que se sentía así y que había muchas cosas que había querido decir desde hace mucho tiempo y esta era una oportunidad para enfrentarse consigo misma.

Te puede interesar: El feminismo en Nicaragua es anterior a la revolución

“Decidí que iba a abrir otra cuenta de Instagram fuera de Polish y con un tutorial creé mi propio blog porque siempre me ha gustado escribir. Pensé en que la gente me ha dicho que soy rebelde porque defiendo mi opinión, entonces quise crear un personaje a partir de lo que hago y lo que soy. Así nació La Manicurista Insurrecta”, explica.

“Una de las cosas que más me gusta de ser manicurista es esa oportunidad que he tenido de dialogar con las mujeres y sembrar la semillita del feminismo”, expresa Valkiria.

La maternidad para deconstruir masculinidades

La idea de que la maternidad solo implica sufrimiento y abnegación es otro de los temas que a Valkiria le gustaría abordar desde sus redes sociales, pues tiene un hijo con quien ha construido una relación basada en sus propios ideales de igualdad de género.

“No hay que empeñarse tanto en convertirse en ese ideal de madre sufrida que se sacrifica. Nosotras nos ponemos muchas presiones para cumplir con todos nuestros roles, mientras que para los hombres está bien que solo ‘ayuden’ en la crianza, aunque sea una responsabilidad compartida. Entonces así como tenemos estereotipos para el cuerpo, para lo que es ser una mujer exitosa, también tenemos estereotipos para lo que es ser mamá”, argumenta.

Te puede interesar: La cultura del silencio: entre burlas y transgresiones

Asimismo, uno de los temas que Valkiria aborda desde sus redes sociales es aceptar el cuerpo femenino sin complejos ni prejuicios en una sociedad machista y perfeccionista que impone estereotipos de un cuerpo perfecto inalcanzable.

“Es mi manera de aceptarme luego de vivir siempre con muchos complejos. Es importante porque yo he experimentado lo feliz y lo libre que me siento desde que quiero mi cuerpo y me gustaría que otras mujeres también se aceptaran, pero sobre todo que entendamos que entre nosotras no debemos estarnos juzgando”.


Podés seguir el trabajo de Valkiria Barreda en Polish, pero también leer el blog de La Manicurista Insurrecta y seguirla en Instagram

Podrías Estar Interesado

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes
La Escena
271 vistas
La Escena
271 vistas

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes

Malva Izquierdo - martes 28 de septiembre, 2021

En Nicaragua la música instrumental no es algo que comúnmente se aprecie o escuche, pero a José Antonio Rivera, siempre le gustaron las melodías sin voces.

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta
Entorno
132 vistas
Entorno
132 vistas

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta

Malva Izquierdo - lunes 16 de agosto, 2021

El ecólogo Fabio Buitrago explica por qué la pesca de camarón, puede desencadenar hambruna y destrucción si no se regula a tiempo.

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción
Entorno
249 vistas
Entorno
249 vistas

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción

managuafuriosa.com - jueves 22 de julio, 2021

A pesar de ser un país con tanta belleza, la biodiversidad nicaragüense sigue en peligro. Arnulfo Medina, investigador de fauna silvestre, explica por qué.