469 Vistas
2 Comentarios

La ciudad vacía: una obra que incomoda

Con “La ciudad vacía” inició el viernes 24 de julio la XVIII edición del Festival Internacional de Teatro “Monólogos, Diálogos y Más”, obra dirigida por la directora del festival y teatro Justo Rufino Garay, Lucero Millán, y que remueve en las entrañas esa idea romántica que algunos conservan de la revolución que vivieron, que viven todavía.

Una internacionalista enamorada de su revolución, La Revuelta, se encuentra en su regreso a Managua con la verdad que sofoca a los que se quedaron atrás y a los que nacieron después: una no ciudad llena de fantasmas del terremoto del 72 y jóvenes que huyen en búsqueda de su propio desarrollo, asediados por un proyecto de nación corrupto desde sus raíces.

Como si se tratara de palabras mágicas para romper un encantamiento, la obra de teatro se mueve entre diferentes escenarios temporales con transiciones muy bien logradas, que rompen de manera fluida con lo que estamos presenciando en las tablas y asimilando en nuestra memoria. ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! suena en la sala, y las luces cambian para transportarnos del ambiente de guerra que vivimos en los años 80 y el orgullo de haber construido nación hasta la realidad que irrumpe como un balde agua fría, un lago de mierda o una serie interminable de gobiernos corruptos, en nuestra Nicaragua de hoy. Todo esto con tres personas en tablas que se mueven con un excelente manejo del cuerpo e interpretan a la historia de Nicaragua retratada en diversos personajes.

Ciudad Vacia 1

Jhosay Peralta, quien interpreta a un joven (Ricardo) en busca de su padre, no puede representar mejor los sueños de fuga que miles de chavalos y chavalas nicaragüenses tienen hoy en día. Acompañados de sus otrora maestros en la escuela de teatro, René Medina y Lucero Millán, no puedo negar que me sentí particularmente conmovido por encontrar a un grupo de actores confiados en lo que hacen, porque lo hacen bien. Sólo ese nivel de confianza que rige el trabajo que uno hace puede producir tan buenos resultados. Y eso es lo que deja La ciudad vacía de Lucero Millán.

Tal vez algunas escenas de la obra son innecesarias. Hay imágenes que dicen suficiente, y en tratar de explicarlas uno peca en desconectar a la gente de su analogía en la memoria. En ese sentido, no deja de generar desconcierto que al final la necesidad económica de quienes trabajamos en disciplinas poco reconocidas obliga a asumir ciertos discursos, en este caso “oenegista”, en otros “oficialista”, en otros “antisistémico”, incluso.

Decir las cosas está de más si ya las hemos entendido, por ejemplo, con una puesta en escena que recuerda los años mozos de la revolución y la miseria humana de la Nicaragua de hoy. La miseria en términos económicos y en términos políticos, en un Pedro Pablo que vive en la miseria mientras busca a sus muertos, mientras La Revuelta hace de las suyas en el poder, ahora en manos de otros.

ciudad vacia.pdf 1

En términos técnicos, la obra parece tener varios finales y ciertos efectos de sonido incluso desconciertan, como la escena caricaturesca del pleito entre dos personajes de la obra.  Imagino que se debe esto a una estrategia de popularizar el teatro que hace el Justo Rufino Garay, de alta calidad y normalmente dramático. Pero desconcierta. Como desconcierta también una estrofa de “Latinoamérica”, de Calle 13, en los diálogos de la obra. Aunque no le quito mérito a la canción y su letra poderosa, sí le quita mérito a la historia de la obra, que se refleja sobre las tablas como un poema histriónico.

La ciudad vacía, que inaugura el XVIII Festival Internacional de Teatro “Monólogos, Diálogos y Más” es una obra que incomoda. Pero no por esos detalles técnicos que pueden superarse, sino por ciertas verdades que muchos no quieren oír, sobre todos quienes están en el poder. Eso sí es hacer arte, cuando tiene sentido político.

Podrías Estar Interesado

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes
La Escena
251 vistas
La Escena
251 vistas

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes

Malva Izquierdo - martes 28 de septiembre, 2021

En Nicaragua la música instrumental no es algo que comúnmente se aprecie o escuche, pero a José Antonio Rivera, siempre le gustaron las melodías sin voces.

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta
Entorno
121 vistas
Entorno
121 vistas

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta

Malva Izquierdo - lunes 16 de agosto, 2021

El ecólogo Fabio Buitrago explica por qué la pesca de camarón, puede desencadenar hambruna y destrucción si no se regula a tiempo.

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción
Entorno
234 vistas
Entorno
234 vistas

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción

managuafuriosa.com - jueves 22 de julio, 2021

A pesar de ser un país con tanta belleza, la biodiversidad nicaragüense sigue en peligro. Arnulfo Medina, investigador de fauna silvestre, explica por qué.

2 Comments

  1. Pingback: Managuafuriosa.com | ¡Conocé iniciativas culturales de Nicaragua!

  2. Pingback: Así estuvo el Festival Internacional de Teatro (FIT) – Managuafuriosa.com