214 Vistas

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes

José Antonio Rivera tiene una intensa relación con la guitarra, con suma delicadeza agarra su instrumento y rasga las cuerdas que titilan en arpegios sonoros, danzantes de suave armonía hasta desgarrarse en un aquelarre de sonoridades extremas como Danzando con las Brujas, para después amansar sus notas en Romance.

En Nicaragua la música instrumental no es algo que comúnmente se aprecie o escuche, sin embargo José Antonio Rivera, quien se declara hijo de su Managua, confiesa que desde muy temprana edad sintió pasión por las melodías sin voces.

Los inicios

“Tengo 25 años, pero desde los 15 empecé como autodidacta a estudiar la guitarra. Logré aprender lo básico, gracias a internet, en un página llamada las cuerdas.net”, esta formación inicial le permitió asumir una guía y desde ahí empezó a desarrollar un sonido propio.

Rivera confiesa que siempre vio la guitarra para crear algo suyo y no para hacer covers, por eso se ha nutrido de distintas vertientes musicales, ”escuchar muchísima música es lo que mas me ayuda a definir mi estilo, porque no soy de formación académica formal en la música”.

Cabe destacar que la música hace un balance con su parte analítica, pues estudió ingeniería en sistemas y actualmente trabaja en una empresa de impresión como informático e incluso tiene un emprendimiento de una agencia de marketing digital para el desarrollo de páginas web.

Obras y presentaciones

Su primera presentación fue en un bar en Managua donde el público lo hizo sentirse más confiado en su trabajo artístico. “Fue muy entretenido, no estaba nervioso sino entusiasmado, creo que al público le gustó porque noté la intensidad de los aplausos, recibí muchos comentarios y se me acercó mucha gente y dijo que era una música muy envolvente”.

José Antonio publicó su segundo sencillo de cuerdas, titulado Romance y está organizando la grabación de dos composiciones más: Danzando con las Brujas y Eternidad, las cuales son exclusivamente para guitarra acústica de cuerdas de nylon, minimalista adaptada a la guitarra de 6 cuerdas.

José Antonio logra atraparte con la sonoridad de su música, mientras recrea imágenes o escenarios en su viaje melodioso. Es por eso que logra conectar con artistas de otros campos, por las características de su música logra esa conexión.

Para crearlas se inspira en experiencias personales, basado en las situaciones vividas, como por ejemplo Existencial, su primera obra, es la vida misma, viaja de un tono muy tenso hasta que evoluciona a una alfombra más luminosa de paz, de optimismo, “así  es la vida misma que a veces todo está gris, pero después se arregla”.

Romance es el título de otra de sus obras, “porque es una composición muy sublime, muy linda, como cuando estás enamorado completamente, es una obra que me parece muy suave, muy lindo”.

Las otras dos creaciones son Danzando con las brujas, la cual es muy tensa, disonante, con un ritmo constante que da sensación de una danza, siempre instrumental, que logra un sonido oscuro, denso. Como una alegoría a los aquelarres nocturnos donde las hechiceras se entregaban a un frenesí despiadado.

Eternidad por el contrario, es optimista, muy tranquila, “quiero trasmitir paz, pues han sido años muy intensos”.

COVID y CRISIS

Rivera nos afirma que “El 2020 fue un año intenso, terrible para todos, a mí me dio una patada para reflexionarlo todo y empezara publicar y dar ese primer paso. Me ha servido para ponerme las pilas y organizar mi trabajo hecho desde el 2017”.

Aunque vislumbra que la situación del país es terrible, y que eso lo desanima con respecto a todo, pero sobre todo al arte, porque “es difícil llevar desde el plano artístico en un país en crisis, cada vez peor donde al artista no se le da el mérito y el lugar debido, somos un país de 3er mundo sumado, con una crisis y una pandemia, es terrible”.

A pesar de todo José Antonio se considera una persona optimista. Aunque la situación esté mal, hay que ponerse firme y ver las cosas con optimismo, “la esencia es creer en uno mismo, en lo que está haciendo, creérselo completamente, no perder la fe, mantenerse de pie con fuerza, sabemos que las cosas están mal hay que mantenerse de pie, creer en nuestros sueños, perseverar, resistir.”

Mientras llegan esos tiempos mejores, Rivera rasga las cuerdas y toca como gusta, sus obras minimalistas pero llenas de intensas sonoridades, Ad libitum* para él y para quienes lo escuchamos.


*Ad libitum​ es una expresión del latín que significa literalmente ‘a placer, a voluntad’ y quiere decir ‘como guste’. La expresión a bene placito es aproximadamente sinónima y menos común. Pero en su forma italiana a piacere entró en la lengua musical.

Podrías Estar Interesado

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta
Entorno
120 vistas
Entorno
120 vistas

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta

Malva Izquierdo - lunes 16 de agosto, 2021

El ecólogo Fabio Buitrago explica por qué la pesca de camarón, puede desencadenar hambruna y destrucción si no se regula a tiempo.

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción
Entorno
226 vistas
Entorno
226 vistas

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción

managuafuriosa.com - jueves 22 de julio, 2021

A pesar de ser un país con tanta belleza, la biodiversidad nicaragüense sigue en peligro. Arnulfo Medina, investigador de fauna silvestre, explica por qué.

#ElMelómano: Covers vs. Originales
La Escena
261 vistas
La Escena
261 vistas

#ElMelómano: Covers vs. Originales

Donaldo Sevilla - jueves 22 de julio, 2021

En esta ocasión #ElMelómano aborda el tema de las bandas que hacen covers o tributos, y de las que se concentran solo en una propuesta inédita y original.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.