1471 Vistas

Ilustraciones vandálicas: Una forma audaz de protesta en Nicaragua

Abril 2018. Una ola incandescente de protestas estudiantiles llenaba las calles de Nicaragua y a nuestros teléfonos llegaba una de las primeras ilustraciones vandálicas de la jornada de represión y ataques que ahora llega a más de seis meses: una “pajarita de la paz” naciendo de una bujía quebrada en azul y blanco de los chayopalos recién derribados por la población enardecida.

Otra muy popular de ese primer momento, es la que también hacía analogía a la caída de las enormes estructuras de metal que de acuerdo al Diario La Prensa, cuestan cada una 30 mil dólares; con la caída de la Estatua de Anastasio Somoza García el 19 de julio de 1979, justo cuando triunfa la perdida Revolución Sandinista.

Al pasar los meses, junio de este mismo año, otra muy popular en donde se aludía a la Copa Mundial que “Nicaragua se jugaba su mundial de la Muerte”. Una imagen compartida casi más de 145 mil veces, según algoritmos de Facebook.

Estas tres imágenes fueron herramientas para mostrar al mundo y crear consciencia sobre la represión que Nicaragua vive de forma creativa y viral. Muchos usuarios de Facebook usaron estas y otras imágenes con la etiqueta #SOSNicaragua o la bandera de Nicaragua como avatar.

De los creadores de…

El reconocido ilustrador y diseñador Lonnie Ruiz, autor del ave que emerge de la bujía, comenta que este tipo de iniciativas fueron un gran repunte al trabajo de muchos artistas gráficos. “Casi todo lo que pasó en abril, todo este tipo de expresiones, nos dió una gran sorpresa. Románticamente me hace relacionarlo con la toda la expresión cultural y social que se vivió a finales de los 70 y durante los 80 con los esténciles, murales, carteles, etcétera”.

Ruiz, diseñador de profesión y participante de varias Bienales de Diseño a nivel mundial, recalca que “haber utilizado ese ejercicio como forma de protesta me parece extraordinario y una buena forma de aportar a la lucha de los nicaragüenses”.

Por otra parte, Pedro Molina, ilustrador y caricaturista de los portales web Confidencial y Niú, exclama con orgullo que le entusiasma, “como ciudadano y como alguien que se dedica a esto, ver gente motivada transmitiendo su crítica, su dolor, inconformidad, protesta y denuncia de lo que está sufriendo el pueblo a través del dibujo y compartiéndolo también”.

Un diseñador y docente en la UPOLI, que ofreció declaraciones bajo anonimato por temor a represalias, explicó a Managua Furiosa cómo fue el proceso creativo de muchos de esos carteles que ahora tomamos como referencia:

“El proceso suponía ser simple. Miraba algo en la calle o recibía los audios de mis amigos y familiares e inmediatamente buscaba la manera de denunciarlo. Las tres condiciones que debía cumplir la imagen era verificar la información de denuncia (si la había), tenía que ser muy directo e medianamente inteligente y sobre todo debía hacerse a lo inmediato, justo después del suceso para que la gente pudiera comprenderla y hacerla viral”.

Nuestro InkOctober Vandálico:

Como nos gusta sazonar todo con nuestra idiosincracia, este año en nuestro país el reto “InkOctober”, realizado en todo el mundo por Jake Parker, donde el décimo mes del año y los 31 días que lo conforman, son regidos por una ilustración diaria propuesta por una lista de palabras pensada y difundida por Parker y esperada anualmente por los artistas de la imagen.

En este caso, Fernando Alemán, ilustrador y diseñador ha creado una contrapropuesta bien interesante. El InkOctober Vandálico, con palabras que han regido tanto la lucha cívica del último semestre y la vida de los involucrados.

 “La iniciativa nació desde una necesidad creativa de protesta. Una necesidad de tomar una plataforma relevante para visibilizar el grave problema de derechos humanos que padecemos en Nicaragua. Lo hice a título individual. Confieso que tenía conflictos con la idea de proponer ‘arte político’, porque yo no suelo hacer ese tipo de planteamientos artísticos en mi obra regular. Escribí un estado en mi Facebook que decía: ‘Quiero hacer mi lista vandálica Inktober 2018. ¿Me dan permiso? Me dijeron: ¡Vos dale! Y yo le di’”, cuenta Alemán emocionado.

Palabras como “Puchito”, “Chimbombas”, “Periodistas”, “Nacatamal”, “Minúsculos”, forman parte de esta lista, por ejemplo. “Estas palabras las elegí casi al azar, pero con el filtro de que estuviesen vinculadas a la coyuntura. Eran palabras clave que estuvieron de forma repetitiva en los medios de comunicación.

Algunas personas no estuvieron de acuerdo con algunos y propusieron otras y dejé la puerta abierta para que me sugirieran. En ese sentido creo que hicimos una suerte de ejercicio democrático”, comenta el propulsor de InkOctober Vandálico.

Otro que se ha sumado al InkOctober Vandálico pero desde otro vértice es el caricaturista Molina, que ha decidido este mes publicar cada día una caricatura de cada uno de los asesinados en el contexto sociopolítico en el que nos encontramos:

“En un principio no pensaba hacerlo este año porque la realidad nacional absorbe prácticamente toda mi atención. Pero luego pensé que era un espacio que también podría convertirse en denuncia, homenaje y terapia. Y por eso decidí hacerlo sobre las víctimas, para recordar aquellos que hasta hace muy poco estaban con nosotros y la dictadura nos arrebató. Para traerlos de vuelta, para no olvidar la razón por la que pedimos justicia y libertad. Porque un pueblo sin memoria es pasto de dictaduras”, expone.

Sobre este mismo orden, le preguntamos a Molina sobre cuál de las historias le conmovía más o le había dolido: “Sería en extremo injusto destacar uno por sobre todos los demás. Todos ofrendaron algo igual de precioso: Sus vidas”, lamenta.

Al reto se han sumado muchos jóvenes que utilizando diferentes técnicas, desde programas sofisticados de diseño hasta lápiz de grafito, han subido sus trabajos a las redes sociales, sobre todo a Instagram. Alemán explica este éxito:

“He visto a muchos jóvenes entusiasmados con la idea y en menor medida que otros no la usan. En realidad, no importa si no la usan, al entrar a este reto uno lo hace desde su propia libertad creativa. Eso es lo lindo. En mi caso deseaba hacer catarsis con las imágenes que me puse a flitrar con esta crisis. No podía hacerme de la vista gorda. El horror que vivimos tocó mi sensibilidad”.

Para Ruiz, la “nacionalización” de esta propuesta mundial debe ser aplaudida y preservada. “Sé que cada quien puede crear sus propias listas. El haber utilizado ese ejercicio como forma de protesta me parece extraordinario y una buena forma de aportar a la lucha nicaragüense”, argumenta.

Las emociones

Para Alemán, esta tarea fue muy emocionante por muchos factores, como seguir el trabajo de chavalos y chavalas que están creando, de manera anónima o no, sus diseños “vandálicos” a casi 200 días de protesta. “¡Uy! Vieras. Estrené mi frío corazón. Pero algo que sí se me dio de buena manera es la empatía. Sobre todo, al observar que también emito mensajes de protesta para hablar por gente que ni conozco y con la que quizás nunca tendré algún vínculo común después de esto”.

“Para empoderarse políticamente desde el arte es sustancial erigir un modelo de instrumentalización comprometido, reflexivo y sensato que sea un reflejo de la interiorización de una determinada escala de valores de comportamiento y que se vive en consecuencia con ellos. Un arte que podría contribuir a transformar a la sociedad. La idea es que, efectivamente, esta propuesta tenga una directriz “vandálica” y se traduzca en una plataforma de protesta desde nuestras mentes, corazones y lápices”, nos dice.

A Alemán le interesa hacer arte político, sin embargo, asegura que no se trata de una búsqueda de adeptos y tampoco quiere que su trabajo y no busca adeptos ni que se considere a su trabajo como propaganda tampoco.

Mientras tanto, el docente universitario anónimo nos comenta un poco su perspectiva: “Si Nicaragua tuviera realmente democracia no tendríamos miedo, en lo personal creo que sí lo hay. Mi principal compromiso ha sido como ciudadano. No podía quedarme callado ante la injusticia que tenía de frente. Evidentemente la mejor forma de contribuir era desde mi oficio. Si hay un precedente, lo marcamos todos y todas como artistas autoconvocados y seguramente tendrá algún impacto en cómo se denunció la dictadura en un futuro.”, sostiene.

Tal vez te interese: Hellen Downs, ilustrar es vivir

Para Molina, la satisfacción de este trabajo radica en “una forma de expresión más que debe ejercida, debe ser cultivada, entre otras razones porque el cultivarla ayuda a ejercitar los músculos de la creatividad tan necesaria también en el resto de facetas como ciudadanos y profesionales”.

El caricaturista Molina sigue el hilo comentando que todo este quehacer es autocovocado. “Quienes lo hacemos, lo hacemos porque queremos, no porque alguien nos obliga ni nos lo pide. Lo hacemos dejándonos permear por la realidad nacional más allá de discursos y cuentos oficialistas y expresamos nuestra opinión al respecto. Con pseudónimos si es necesario, abriendo páginas nuevas sin usar nombres verdaderos al firmar los dibujos, pero expresándose. Porque al sacar todo lo que tenemos adentro hacemos terapia personal, lo racionalizamos al ponerlo en papel y lo compartimos con los demás que sienten de la misma forma, convirtiéndose así en un sentimiento colectivo”, construye.

Siguiendo la idea de Molina, Alemán agrega: “Hoy por hoy los artistas y sus demás hierbas aromáticas nos vemos interpelados por el criterio de lo políticamente correcto y viceversa. Nos parece interesante cuando en algún momento se entra en la conciencia que, como artista, uno se transforma en un animal político (unos más que otros, pero políticos al final) y que como tal se está propenso a ser instrumentalizado o a instrumentalizar el trabajo artístico. Dicha consideración permite darse cuenta de los alcances del propio poder.”

Para Ruiz, estas acciones causan oxigenación en la población entristecida: “Me da satisfacción al ver cómo la gente entiende el arte, lo comparte y lo hace suyo. Estoy claro de que un afiche o ilustración no va a derrocar un régimen. Por eso la esperanza está en la unión de todas las formas de enfrentar al régimen, y esperando que pronto la mejor arma nos sea dada, el voto popular y elecciones transparentes”, concluye.


Seguí el Instagram de Managua furiosa, donde vas a encontrar más trabajos de Resistencia Gráfica. También podés seguir la cuenta de Artists for Nicaragua.

Podrías Estar Interesado

Podcast Memorias: para no repetir la historia
Entorno
142 vistas
Entorno
142 vistas

Podcast Memorias: para no repetir la historia

managuafuriosa.com - miércoles 3 de noviembre, 2021

Hace algunas semanas estrenamos nuestro más reciente podcast Memorias: Rompiendo ciclos, cerrando heridas. Un podcast dedicado a la memoria y cultura política en Nicaragua que ha despertado el interés de muchxs cibernautas. Un formato que nos ha invitado a cuestionarnos y a recordar momentos que han marcado nuestras vidas e historia del país para siempre.

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua
Eventos
143 vistas
Eventos
143 vistas

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua

managuafuriosa.com - lunes 1 de noviembre, 2021

El Circuito de Clínicas Musicales 2021, organizado por el CEM, trae a músicos profesionales nicaragüenses e internacionales con 14 clínicas en 7 ciudades.

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua
Entorno
570 vistas
Entorno
570 vistas

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua

managuafuriosa.com - domingo 31 de octubre, 2021

De Tu Mano es un sencillo que nació cuando Rigoberto Carranza y Sebastián Barberena decidieron aunar sus talentos en la búsqueda de crear algo inesperado, como un crisol donde se fraguaron sus mejores intenciones y arpegios sonoros.