2516 Vistas

De qué hablamos cuando nos referimos a adultismo

Desde que la crisis socio-política iniciara el 18 de abril, mucho se ha oído decir en Nicaragua sobre la crítica al adultismo en los espacios y protagonismos que han ido apareciendo en nuestro panorama. Pero ¿a qué nos referimos concretamente cuando hablamos de adultismo?

Seguramente has escuchado alguna vez frases como: “¿Qué sabés de tal tema si apenas tenés 15 años?”. O posiblemente recordarás cuando Elvielena Díaz Obando, la Primer Secretaria de la Misión Permanente de la República de Nicaragua ante la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza, intervino con una torpe lectura de un comunicado en la sesión en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre el derecho a la soberanía y la no injerencia de este órgano internacional en nuestra crisis.

Luego de este evento, Diaz fue víctima de una campaña de difamación, que —entre otras cosas— achantaban su mala participación a su condición de juventud. Elvielena dio una defensa deplorable, sí, pero no lo hizo porque fuese una chavala joven, si no porque no estaba preparada o porque leer un documento de esa envergadura en un momento histórico de tal importancia para el país, no es sencillo. No lo justifico, solo aclaro.

¿Cómo se manifiesta el adultismo?

Estos comportamientos —invisibilización, ridiculización o reducción de méritos solo por ser joven— aunque pueden no parecerlo, son formas claras de opresión sobre este grupo específico de personas. Y son manifestaciones de un sistema que se cuela por todos los lados y a veces resulta difícil detectarlo, porque es una de las opresiones a las que más acostumbrados y acostumbradas estamos, en tanto que todo el mundo pasa por ella durante muchos años de su vida.

Es el sistema adultocéntrico, es decir, uno donde las relaciones entre los grupos considerados “mayores” están en notable privilegio frente a los grupos denominados “menores”. El sociólogo Klaudio Duarte Quapper lo define como una sociedad donde “se considera potente y valioso todo aquello que permita mantener la situación de privilegio que el mundo adulto vive respecto a los demás grupos sociales, los cuales son considerados como en preparación para la vida adulta (niños, niñas y jóvenes) o saliendo de la vida adulta (adultos mayores)”.

La cultura adultista no sorprende, aunque el artículo 2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos es clara sobre lo siguiente:

Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.

¿Donde podemos ver o se manifiesta el adultocentrismo?

  • Adultocentrismo es promover una pedagogía basada en posiciones jerárquicas. Es decir: que el profesorado es superior al alumnado, en vez de ser iguales.
  • Adultismo es estereotipar o poner etiquetas negativas a los niños y las niñas, y a los y las adolescentes y jóvenes por el mero hecho de ser niños/as, adolescentes o jóvenes
  • Adultocentrismo es discriminar y dañar de cualquier modo, a los seres más jóvenes por el mero hecho de ser jóvenes, tratándosele como objetos que pertenecen a sus padres y madres, en vez de como a personas que se pertenecen a sí mismas. Sobre esto, viene un artículo más adelante.
  • Adultismo es opinar positivamente sobre pagar menos a un o una joven por el mismo trabajo que desempeña otra persona adulto.
  • Adultocentrismo es no incluir a las personas más jóvenes en la toma de decisiones importantes.
  • Adultismo es poner la experiencia adulta como siempre y automáticamente más valiosa que la juvenil, en lugar de simplemente distinta.
  • Adultocentrismo es reproducir prejuicios en creaciones artísticas en donde los y las jóvenes se muestran como personas siempre groseras, alcohólicas, drogadictas e irresponsables.

Ante el sistema adultocéntrico, existe una alternativa: el paidocentrismo. Al igual que el feminismo, esta corriente de pensamiento promueve la construcción de una sociedad donde prevalezca la igualdad de derechos y un trato igualitario entre las personas. Pero con la particularidad enarbolarse sobre el elemento de la edad.

Para no crear malentendidos, este ideal no consiste en relegar a las “personas adultas”, frente a los jóvenes y niños. Para nada. Es más bien la creación de una relación horizontal entre todas las personas.

Podrías Estar Interesado

Podcast Memorias: para no repetir la historia
Entorno
122 vistas
Entorno
122 vistas

Podcast Memorias: para no repetir la historia

managuafuriosa.com - miércoles 3 de noviembre, 2021

Hace algunas semanas estrenamos nuestro más reciente podcast Memorias: Rompiendo ciclos, cerrando heridas. Un podcast dedicado a la memoria y cultura política en Nicaragua que ha despertado el interés de muchxs cibernautas. Un formato que nos ha invitado a cuestionarnos y a recordar momentos que han marcado nuestras vidas e historia del país para siempre.

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua
Eventos
131 vistas
Eventos
131 vistas

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua

managuafuriosa.com - lunes 1 de noviembre, 2021

El Circuito de Clínicas Musicales 2021, organizado por el CEM, trae a músicos profesionales nicaragüenses e internacionales con 14 clínicas en 7 ciudades.

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua
Entorno
554 vistas
Entorno
554 vistas

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua

managuafuriosa.com - domingo 31 de octubre, 2021

De Tu Mano es un sencillo que nació cuando Rigoberto Carranza y Sebastián Barberena decidieron aunar sus talentos en la búsqueda de crear algo inesperado, como un crisol donde se fraguaron sus mejores intenciones y arpegios sonoros.