344 Vistas

Erica Mejía: menos musas más pintoras

Jóvenes como Erica Mejía apasionada por los óleos, aspiran a un mundo con menos musas y más pintoras, donde realmente se valore la participación de la mujer en el arte sin ser sexualizada.

Erica se ha apropiado del arte como su principal arma en contra de la censura debido a la crisis sociopolítica, y pinta principalmente sobre la justicia social, el racismo y el cuido del medioambiente.

Hasta la fecha ha expuesto en espacios como Fundación Casa  de los Tres Mundos, Granada, y el Centro Cultural Nicaragüense Norteamericano, Managua. ¡Conocé más de su trabajo! Y su empeño en dedicarse únicamente a la pintura, en un país donde constantemente dicen que vivir del arte no es sostenible.

Más pintoras

Erica comenzó en la pintura a sus 15 años al descubrir que es una excelente forma de enseñarle a otras personas diferentes perspectivas de la realidad. Con mucha alegría recuerda cuando en la comunidad de su iglesia tenía que impartir clases a niños, y cómo estos a través del dibujo lograban comprender con más facilidad el mensaje que ella quería transmitirles.

Desde entonces de forma empírica y autodidacta se adentró al mundo del arte; comenta que tuvo que leer muchos libros, investigar y poner en práctica todo lo que leía, y así eventualmente la encontrarían pintando y dibujando hasta en el aula de clases.

Al graduarse de secundaria decidió que no optaría por una carrera académica porque ella ya había encontrado su pasión en la pintura, y a pesar que el panorama de Nicaragua en relación a la promoción del arte no es tan optimisma, ella decidió hacer caso omiso a la oposición de sus padres y amigos para perseguir su sueño de convertirse en esas pintoras que impactan el mundo a través del arte.

“No debemos avergonzarnos de nuestras raíces y de nuestro color de piel; debemos estar orgullosos de quienes somos y dejar de discriminar a otras personas por su aspecto o color”, expresa.

También puede interesarte, Tania Ortíz: “artivismo puro y duro”.

Enfoque de género

Ser pintora es difícil porque históricamente se han reconocido solo a los artistas varones, y si reconocen a una mujer la toman más como algo sexual y estético, pero si a pesar de todo te convertís en una pintora mujer sos revolución porque hacés la diferencia”.

Hasta la fecha Erica aún no ha explorado de manera profunda el tema del género, específicamente las desigualdades o los tipos de violencias a las que están sujeta las mujeres, sin embargo, recuerda haber experimentado con un par de cuadros donde pintó cuerpos desnudos con el propósito de mostrar a la mujer no de forma sexualizada, sino natural.

“Las mujeres no debemos avergonzarnos de nuestros cuerpos, nosotras tenemos la potestad de demostrar quiénes somos. Por eso yo las pinté desnudas, porque asi nacemos y no debe ser motivo de vergüenza por lo que dicte la sociedad”, ni por los estereotipos que se construyen. Para Erica aceptar su cuerpo, el ser mujer ha sido complejo, pero el arte le ha permitido liberarse.

“Quiero exponer en otros países, llevar mis pinturas y darles el valor que realmente tienen, no quiero despegarme de ellas hasta que pueda venderlas al precio correcto”, comenta

Retos

Desde la experiencia de Erica, a pesar que ahora hay más participación en las exposiciones de arte de pintoras mujeres, “de parte del espectador no hay valor económico, no lo ven como un quehacer diario, subestiman el valor de tu trabajo, les gusta, pero no están dispuestos a pagar, dicen que es caro pero no saben lo que cuesta. Es una profesión que no aceptan como sueño, no hay apoyo de los padres, de la gente”.

Sin embargo, ella no ha desistido y para compensar la parte económica ha decidido trabajar como freelance haciendo traducciones, mientras dedica su tiempo libre a seguir pintando.

“Quiero tocar temas que sean revolucionarios. Normalmente el ser humano se incomoda por la verdad, porque la verdad duele pero es necesaria, entonces yo quiero tocar temas verdaderos, ya sea de la mujer, de la religión, del género, un tema que me impacte a mí como artista y que impacte a otras personas”.

“Esta es mi pintura favorita, porque representa al ser humano como un árbol, diciéndote que a pesar de los momentos difíciles, a pesar de las caídas vas a estar firme y te vas a levantar” – Inspiración: Jeremías 17:7-8.

¡Sí se puede!

Hay más mujeres en pinturas que mujeres como pintoras, y esa es una realidad que Erica desea cambiar, invitando y motivando a más jóvenes apasionadas por el arte a perseguir su sueño de ser artistas.

No tengan miedo, deben estar claras que no todas las personas las apoyarán, pero tienen que seguir y creer en ustedes mismas, porque si tienen la capacidad es cuestión de tiempo que lo logren. El arte es un mundo de hombres pero no teman ser la diferencia, podemos romper esas barreras si nos levantamos y demostramos de lo que somos capaces”.


Por el momento Erica no tiene organizada una nueva exposición porque está enfocada en continuar creando, pero mientras tanto pueden seguirla en sus redes sociales para apreciar sus obras.

Podrías Estar Interesado

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes
La Escena
245 vistas
La Escena
245 vistas

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes

Malva Izquierdo - martes 28 de septiembre, 2021

En Nicaragua la música instrumental no es algo que comúnmente se aprecie o escuche, pero a José Antonio Rivera, siempre le gustaron las melodías sin voces.

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta
Entorno
120 vistas
Entorno
120 vistas

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta

Malva Izquierdo - lunes 16 de agosto, 2021

El ecólogo Fabio Buitrago explica por qué la pesca de camarón, puede desencadenar hambruna y destrucción si no se regula a tiempo.

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción
Entorno
233 vistas
Entorno
233 vistas

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción

managuafuriosa.com - jueves 22 de julio, 2021

A pesar de ser un país con tanta belleza, la biodiversidad nicaragüense sigue en peligro. Arnulfo Medina, investigador de fauna silvestre, explica por qué.