306 Vistas

#ElMelómano: Covers vs. Originales

De tanto en tanto surge el tema en las redes sobre la oferta de música en vivo de bandas que hacen covers o tributos, y de las que se concentran exclusivamente en una propuesta inédita y original.

Hay posiciones de todos tipos y diferentes matices, por ejemplo se argumenta que es importante tener tu voz propia sin copiar, que no hay que ceder a la presión de hacer puros covers por que genera más divisas, que hay que respetar tu integridad como artista, etc.

USÁ ESTE CÓDIGO PARA PEDIR 20% DE DESCUENTO EN LOS CURSOS DEL CENTRO DE ESTUDIOS MUSICALES: MF2021CEM

Y está la contraparte que es que los músicos que tocan covers o hacen tributos están ejerciendo su profesión, que es lo que te pide el bar y la gente, etc.

Esta discusión es de vieja data, se da en todos los países y contextos, y ningún músico a lo largo de su carrera ha estado exento de tener una postura al respecto.

¿Culpa del músico o del público?

Para empezar creo que deberíamos tomar en cuenta varios factores que a mi juicio son importantes para analizar de forma imparcial la situación.

En primer lugar hay que recordar que en países como el nuestro la música en vivo de las escenas locales usualmente se llevan a cabo en bares o clubs nocturnos.

Estos son empresas privadas, y ellos son los que deciden a quién contratar y a quién no, dependiendo casi siempre de una decisión administrativa: si al bar no obtiene resultados económicos al contratar músicos con una propuesta inédita, probablemente se irá por lo más seguro que son los covers.

Ahora si esa propuesta le genera es probable que siga llamando a esos proyectos, todo dependerá también de la visión y economía del dueño o responsable, pero sobre todo del público.

Y aquí creo yo que hay que centrarse, a mi juicio no creo que sea ni problema del bar, ni del músico, sino del público en cuestión, del que consume.

En Nicaragua y gran parte de países de la región la educación musical es al igual que la educación en general, muy pobre por no decir mediocre. Por eso ves el teatro vacío cuando hay una sinfonía, o los recitales de jazz o rock con el mismo público de siempre.

¿Por qué? Pues la razón puede ser multifactorial pero estas giran en torno a la pobre educación del público, esto sumado a una crisis sociopolítica, económica y de salud con la pandemia del Covid, complejiza a sobremanera el medio.

El contexto no lo es todo

Hace unos diez años el medio estaba en ebullición, había apoyo de la empresa privada (Claro y Movistar se peleaban por las bandas) y habían festivales organizados por algunos medios que buscaban de cierta forma aprovechar el auge de bandas inéditas en vivo y de público deseoso de verlas.

Había muchísimos conciertos, festivales, proyectos, etc. Fue una edad de oro por la cantidad de proyectos y por la calidad. Esto vino amainando a medida que explotó la crisis política del 2018, la crisis económica, y la crisis sanitaria.

El contexto para hacer música original en el país es muy complejo pero lo mismo pasa en otras escenas de otras ciudades.

En la década de los 90s Seattle era el centro del mundo por su escena de grunge y de rock alternativo que vio surgir leyendas, hoy en día no es un pestañeo de lo que algún día fue, pero ahí siguen sus músicos, evolucionando y generando otro tipo de música.

En la ciudad de México donde viví muchos años, al llegar en 2003 no era ni un cuarto de lo que era cuando me fui en 2011, la escena había crecido en todos los sentidos

Te puede interesar: #ElMelómano: Sobre plagios y robos en la música

Lo mismo pasaba en ciudad de Guatemala, la primera vez que fui a tocar en 2009 estaba muerto por la violencia de las maras y el clima de inseguridad e incertidumbre política; cuando regresé a un campamento de música en 2018 todo había cambiado para bien, habían más lugares donde tocar, foros, estudios y una comunidad vibrante de músicos locales.

En Nicaragua hay pocos espacios donde los músicos pueden tocar sus propias obras, casi siempre son bares o clubs donde la gente llega casi meramente a consumir. Los músicos que están tocando covers están casi siempre para hacer ambiente y amenizar la velada.

Hay muy pocos lugares que están dedicados exclusivamente a la música en vivo. Esos lugares o foros son los que son más necesarios promover para que haya más espacios para las propuestas inéditas.

No podemos esperar que un bar esté siempre abierto a propuestas inéditas, no es su obligación ni su razón de ser, ni podemos apelar a su sentido ético o crítico, o que tenga sensibilidad artística para dar espacio a artistas con propuestas que tal vez él ni entiende ni comparte.

Egos e inseguridades

Por otro lado, pienso que muchas de las posiciones parten de cierta superioridad artística: la idea de que el que hace covers o tributos es menos músico que el que compone y hace su propia música.

Acá se centra mucho de la controversia. A mi juicio es un argumento bastante infantil, y casi siempre lo hacen músicos que no llevan mucho tiempo en la música como profesión o no se dedican del todo a ella y es más un hobby para compartir con amigos y conocidos.

Si realmente tus composiciones te dan para pagar la renta, tus gastos, tu comida y tener una vida digna, pues qué maravilla, pudiste llegar a un punto que muchos músicos sueñan. Pero no podés juzgar de inferior a músicos que tocan covers porque simplemente es su trabajo.

Obviamente es importante insistir, publicar tus obras, seguir en el ejercicio propio de la composición si así lo deseas, pero para presentarte en vivo hay que estar consciente de que no todos los bares van a abrirte las puertas, a menos que económicamente les resultés atractivo.

Tampoco sos mejor por eso, en ningún sentido. A mi juicio la música es un arte para compartir con la gente y con otros músicos, no para estar compitiendo entre nosotros.

Tejer redes y resistir

En muchos países los músicos se agremian, se unen y se reúnen en conversatorios, asambleas y debates para formar y fomentar espacios de autogestión que permita el surgimiento de foros donde las propuestas inéditas son su razón de ser.

Y este es el punto que muchos dejan por delante, como artista no podés apelar a la buena voluntad del dueño de un bar, a quien lo único que le interesa es vender bichas, en vez que te pague por tocar tus rolas.

Lo que se hace en otras comunidades de músicos es unir esfuerzos en la creación de espacios para tales fines. Un grupo de músicos hace recitales en apartamentos aprovechando la convocatoria que tienen; y donde ellos mismos recolectan en conjunto con sus colectivos las ganancias de lo que se generan en sus eventos.

Un ejemplo es El Depa de los Plebes en México y replicado en San José, donde existe el mismo problema (a mi juicio mucho más acentuado).

Desde la aparición del internet y Napster hace más de veinte años, el único camino que hemos tenido los músicos es la autogestión. No hay absolutamente ningún músico en el mundo hoy en día que no haya tenido que producir, armar, financiar y promocionar sus propios eventos; y los hay de todos los niveles, desde lo más underground y desconocido hasta los más populares y comerciales.


Donaldo Sevilla, conocido por su columna como El Melómano, es fundador del Centro de Estudios Musicales, para más información de los cursos que ofrecen seguilos en sus redes sociales.

Para escuchar más de este y otros temas relacionados con la música escucha su podcast “Matando el Chivo”.

Podrías Estar Interesado

Podcast Memorias: para no repetir la historia
Entorno
142 vistas
Entorno
142 vistas

Podcast Memorias: para no repetir la historia

managuafuriosa.com - miércoles 3 de noviembre, 2021

Hace algunas semanas estrenamos nuestro más reciente podcast Memorias: Rompiendo ciclos, cerrando heridas. Un podcast dedicado a la memoria y cultura política en Nicaragua que ha despertado el interés de muchxs cibernautas. Un formato que nos ha invitado a cuestionarnos y a recordar momentos que han marcado nuestras vidas e historia del país para siempre.

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua
Eventos
143 vistas
Eventos
143 vistas

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua

managuafuriosa.com - lunes 1 de noviembre, 2021

El Circuito de Clínicas Musicales 2021, organizado por el CEM, trae a músicos profesionales nicaragüenses e internacionales con 14 clínicas en 7 ciudades.

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua
Entorno
570 vistas
Entorno
570 vistas

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua

managuafuriosa.com - domingo 31 de octubre, 2021

De Tu Mano es un sencillo que nació cuando Rigoberto Carranza y Sebastián Barberena decidieron aunar sus talentos en la búsqueda de crear algo inesperado, como un crisol donde se fraguaron sus mejores intenciones y arpegios sonoros.