633 Vistas

El exilio de la comunidad LGTBIQ nicaragüense

Pese a que la comunidad LGBTIQ es uno de los sectores más vulnerabilizados en Nicaragua, gran parte de esta decidió participar activamente y ha sido protagonista de la lucha cívica, marcando un precedente en la historia nacional.

Sin embargo, las consecuencias que han tenido que sufrir han puesto a muchas y muchos en una situación aún más vulnerable.

“Aquí no cabe el que todas y todos sufrimos por igual”, manifestó una chica transgénero en una mesa de discusión donde estaban presentes un sinnúmero de exiliados nicaragüenses en Costa Rica.

“Ustedes no tienen idea de las humillaciones y la discriminación que tenemos que pasar por el simple hecho de ser gay, lesbiana o trans”, comentaba con un tono de angustia.

En la entrada de un supermercado de San José, Costa Rica, podemos encontrar a Yasuri Potoy Ortiz, aplicando encuestas sobre productos y servicios específicos.

Yasuri es una chica trans originaria del municipio de Altagracia en la Isla de Ometepe. Ella tuvo que exiliarse de manera forzada para salvaguardar su vida.

Te puede interesar: Mi vida en el exilio

A Yasuri le hacía falta un semestre para graduarse como Licenciada en Enfermería con mención en Perinatología y Obstetricia en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN – Managua).

Sin embargo, las autoridades de dicha universidad le truncaron uno de sus más grandes sueños al expulsarla de forma definitiva del Alma Mater, debido a la asistencia médica que ella brindaba en las marchas, plantones y tomas de universidades que se dieron en Nicaragua.

“Sin pensarla dos veces me ofrecí a salvar vidas. Ese siempre fue mi compromiso. Lo mío no fue por política”, manifiesta Yasuri.

Te puede interesar: El trauma de nuestra niñez: de la represión al exilio

Ahora tiene que lidiar con el amargo proceso que significa el exilio, agregando a eso el hecho de ser una persona trans.

A pesar que Costa Rica es considerado un país más inclusivo con la población LGBTIQ, la discriminación es parte del día a día, pero para Yasuri eso ya no es un problema; lo que a ella más le afecta es que por el hecho de ser una persona trans piensen que es trabajadora sexual.

“Piensan que solo por ser trans somos un objeto sexual, una fantasía, una trabajadora sexual como tal; eso me duele y me afecta mucho. Quiero cambiar eso”.

Yasuri también comenta que ha tenido muchas dificultades para poder rentar; muchos arrendatarios le han cerrado las puertas por el hecho de ser quien es, y en un lugar le comentaron que podía rentar pero que “no podía recibir clientes”.

Sin embargo, Yasuri ha sido muy respetada y valorada en la empresa para la que labora realizando encuestas. “En mi trabajo yo soy Yasuri desde que llegué”, comenta la joven. Ahora, junto a otra chica trans trata de sobrevivir y apoyarse mutuamente.

¡Yo no voy a dejar de ser quien soy!

Jorge Isaac Sandoval, conocido popularmente como “El Chino”, es un chavalo de 24 años, se define como un chico gay, tiene una personalidad muy particular y un estilo auténtico.

Te puede interesar: El reto de la comunidad LGTBIQ ante la crisis social

Él es sobreviviente del atentado a la Iglesia Divina Misericordia. Desde entonces tuvo que abandonar de manera forzada el país y comenta que tuvo que cambiar totalmente su estilo por su propia seguridad.

“Cuando salí de la Divina Misericordia tuve que crear un personaje para poder cruzar la frontera. Mi cabello era largo así que me lo tuve que cortar, usar botas, camisa manga larga a cuadros y hasta cambiar el tono de mi voz; incluso tuve que hacerme pasar como pareja sentimental de una amiga y crear toda una historia”, comenta Jorge.

Al llegar a Costa Rica “El Chino” no sabía a donde ir, pero poco a poco fue encontrando apoyo de algunas personas, pero ocultando su identidad.

“He pasado por tanto. Fui explotado laboralmente y cuando se dieron cuenta que era homosexual me pusieron un cartel en el cuartito donde dormía diciendo que por favor desalojara”.

Él relata que ha tenido que hacer de todo para subsistir. Ha vendido plantas, manualidades hechas con conchas de mar, comida y ahora hace masajes terapéuticos a domicilio. Pese a todos los tipos de discriminación que vive día a día dice sentirse orgulloso de ser quien es.

Te puede interesar: Victoria Obando: la estudiante y activista transgénero prisionera política del régimen

“Vivir la xenofobia por ser nica ya es un problema. En mi caso, por mi manera de vestir, porque soy obvio, me cerraban las puertas en todos lados, pero no voy a dejar de ser quien soy, por hablar diferente y por vivir diferente”.

Actualmente Jorge comparte hogar con un colectivo a quienes reconoce como su familia, quienes también han sido desalojados de diferentes lugares por ser quienes deben ser: “Mi colectivo es mi familia y es necesario visibilizar estos modelos de familia”.

En mayo de 2018 la Mesa Nacional LGBTIQ+ de Nicaragua presentó el informe “Afectaciones a personas LGTBIQ en el marco de la crisis socio-política de Nicaragua”, en la que dan a conocer datos importantes relacionados a la participación de la comunidad.

Sin embargo, no existe una cifra exacta de cuántas personas nicaragüenses de la comunidad son solicitantes de la Condición de Refugio en Costa Rica y otros países.

“En Nicaragua las personas de la comunidad LGTBIQ no hemos sido reconocidas ni social ni legalmente, sin embargo hemos sabido estar a la altura del momento histórico que vive el país. Hemos participado activamente y de manera pacífica en cada una de las manifestaciones y hemos jugado un rol protagónico. Aquí estaremos hasta lograr una Nicaragua libre, democrática y diversa”, dijo Victoria Obando, una mujer transgénero y ex rea política.

Muchas personas, principalmente en las redes sociales, comentan de forma negativa al momento de que algunas y algunos reconocen el trabajo y la participación que miembros de la comunidad LGBTIQ han tenido en la lucha cívica de Nicaragua.

“Estamos luchando por democracia y libertad, no por los derechos de los homosexuales”, comentan algunos. Pero, antes que nada, debemos recordar que la revolución debe ser inclusiva y en la nueva Nicaragua todas y todos debemos tener un espacio digno, respetuoso y con derechos plenos.

Podrías Estar Interesado

Podcast Memorias: para no repetir la historia
Entorno
122 vistas
Entorno
122 vistas

Podcast Memorias: para no repetir la historia

managuafuriosa.com - miércoles 3 de noviembre, 2021

Hace algunas semanas estrenamos nuestro más reciente podcast Memorias: Rompiendo ciclos, cerrando heridas. Un podcast dedicado a la memoria y cultura política en Nicaragua que ha despertado el interés de muchxs cibernautas. Un formato que nos ha invitado a cuestionarnos y a recordar momentos que han marcado nuestras vidas e historia del país para siempre.

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua
Eventos
131 vistas
Eventos
131 vistas

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua

managuafuriosa.com - lunes 1 de noviembre, 2021

El Circuito de Clínicas Musicales 2021, organizado por el CEM, trae a músicos profesionales nicaragüenses e internacionales con 14 clínicas en 7 ciudades.

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua
Entorno
554 vistas
Entorno
554 vistas

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua

managuafuriosa.com - domingo 31 de octubre, 2021

De Tu Mano es un sencillo que nació cuando Rigoberto Carranza y Sebastián Barberena decidieron aunar sus talentos en la búsqueda de crear algo inesperado, como un crisol donde se fraguaron sus mejores intenciones y arpegios sonoros.