249 Vistas

El amor me atrapó y me perdí

Una y otra vez me decía que yo estaba loca, que “me inventaba lo que había sucedido, que hacía una película de todo”.

Distorsionaba mis palabras y las usaba en reclamos. Me confundía, ¿realmente yo había dicho eso? Nunca terminaba de entender su historia. Debía decirle que estaba equivocado, pero, constantemente me advertía “cuando me haya alejado y sea indiferente, será tu culpa”.

El miedo de perderlo me paralizaba. Buscaba desesperada donde había fallado para resolverlo, pero nunca encontré la razón ni la falla. Me desorientaba por completo y poco a poco empecé a desconectarme.

Lo amaba, pero me perdía a mí misma.

¿Era esto el amor? Estaba dudando de mi misma, ¿es normal? ¿Le pasará a otras? ¿Te ha pasado a vos?

Luego me supe que estaba en una relación violenta, me manipulaban y esto tiene un nombre: gaslighting o luz de gas.

Es una forma de abuso psicoemocional donde la otra persona te hace dudar de vos misma.

Dudas en la percepción de los momentos compartidos, distorsiona lo sucedido, incluso los sentimientos que te generó determinada situación.

La consecuencia es que una siente que la realidad que vive es falsa, que “te creaste una película en tu cabeza” y al final genera dudas sobre tu salud mental.

Control y manipulación

Las personas que utilizan gaslighting como una forma de establecer lazos afectivos, intentan modificar no solo tu comportamiento, y sobre todo modificarte a vos en el proceso. Es una forma de tenerte controlada, persuadiéndote para que asumás toda la responsabilidad de la relación.

Te puede interesar: La cultura del silencio: entre burlas y transgresiones

Sin duda alguna, esta dinámica provoca muchas alteraciones a nivel emocional y físico, como:

Ansiedad: no saber con certeza lo que estás haciendo mal, sentir que tenés que cuidar lo que decís para no incomodar, etc.

Miedo: a reaccionar de forma desproporcionada porque eso es lo que te ha dicho, ser la fuente de los problemas.

Inseguridad: que la relación termine por tu causa -sin estar segura de esa causa-.

Culpa: sentir que sos responsable de todo lo que acontece y que exageras.

Aislamiento: evitás compartir lo que sentís/pensás porque crees que las personas van a avalar lo que te ha compartido esta persona.

Problemas en tu autoestima y autoconfianza: “nadie me va a querer, no puedo salir de esta relación, no soy nada sin esa persona”.

Muchas veces, no estamos totalmente seguras que estamos viviendo algún tipo de violencia porque es difícil creer que la persona que amas y “te ama”, podría hacerte daño. Sin embargo, podés darte el chance de hacer este pequeño ejercicio y darte el espacio para sentir sin juzgarte:

  • Escuchá tu cuerpo: es sabio y sabe cuando se siente en peligro. En ese momento, intentá cerrar los ojos, respirar y sentir.
  • Nombrá lo que sentís: al cerrar los ojos y sentir esas sensaciones/emociones; ubicá dónde se sienten y ¡nombralas! ¿Acaso es tristeza, miedo, enojo, dolor de espalda, dolor de garganta?
  • Confiá en vos: tu cuerpo te habla, estás poniendo en práctica nombrar eso que te hace sentir en peligro o insegura; confiá en vos ¡lo que sentís es válido!
  • Reconocé tus límites y verbalizalos: los tonos de voz, las palabras, las formas de compartir el espacio que te agraden esas son las formas de comunicarte con otros, decirlo de forma clara y poner altos necesarios es siempre una buena opción. Después, de hacer este ejercicio podés escribir y/o compartir lo que sentiste.

También, podés buscar tu red de apoyo, esas amigas/os o familia que acuerpan y abrazan. O ayuda profesional que te permita identificar -acompañada- otras situaciones que no has podido ver.

Te puede interesar: Cinco consejos para hackear el patriarcado

En ocasiones tenemos miedo de salir de espacios que nos causan daño porque nos hemos acostumbrado tanto al dolor, que otra realidad nos parece imposible.

No obstante, es importante recordar que nos merecemos espacios, personas, lugares que nos hagan sentir seguras, amadas y respetadas.

Nos merecemos un amor no violento.

Podrías Estar Interesado

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes
La Escena
262 vistas
La Escena
262 vistas

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes

Malva Izquierdo - martes 28 de septiembre, 2021

En Nicaragua la música instrumental no es algo que comúnmente se aprecie o escuche, pero a José Antonio Rivera, siempre le gustaron las melodías sin voces.

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta
Entorno
128 vistas
Entorno
128 vistas

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta

Malva Izquierdo - lunes 16 de agosto, 2021

El ecólogo Fabio Buitrago explica por qué la pesca de camarón, puede desencadenar hambruna y destrucción si no se regula a tiempo.

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción
Entorno
239 vistas
Entorno
239 vistas

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción

managuafuriosa.com - jueves 22 de julio, 2021

A pesar de ser un país con tanta belleza, la biodiversidad nicaragüense sigue en peligro. Arnulfo Medina, investigador de fauna silvestre, explica por qué.