554 Vistas

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua

De Tu Mano es un sencillo que nació en la virtualidad y a distancia, cuando dos jóvenes músicos,
Rigoberto Carranza y Sebastián Barberena, decidieron aunar sus talentos en la búsqueda de crear algo inesperado, como un crisol donde se fraguaron sus mejores intenciones y arpegios sonoros.

El camino no fue fácil, y ellos mismos afirman que han tenido que enfrentar diferentes retos, como por ejemplo lo  difícil que es mantenerse constante en la creación de música y contenido, debido a que ellos no se dedican tiempo completo a la creación, porque deben asumir otras variables en sus vidas que demandan la mayoría de su tiempo.

Rigoberto señala que ”uno de los factores que me ha limitado para salir adelante y proyectarme en el ámbito musical es la carencia de apoyo y la falta de organismos que impulsen la cultura y el arte de la música en Nicaragua”.

Ellos están conscientes de que el proceso de crear música conlleva muchos más factores que solo escribir y grabar canciones, por eso deben estar aprendiendo un poquito de todo.

“Hay que saber cómo mercadearse, aprender de escritura, estar viendo tutoriales de producción, mezcla y tratar de mantenerse en constante desarrollo. El reto es maniobrar todas estas cosas junto a los estudios y el trabajo para tratar de mantenerse relevantes”, afirma Rigoberto.

Los orígenes

Este proyecto nace como fruto de un intercambio de mensajes en Instagram, donde Carranza y Barberena desarrollan  una conexión artística por la similitud de gustos musicales y manera de componer.

El resultado fue una canción compuesta, grabada, y producida a la distancia (Sebastián en Dinamarca y Rigoberto en Nicaragua). El proyecto constó de varias etapas, comenzando por la recomposición de una canción escrita por con el nombre de “Juntitos”.

Este dúo afirma que: ”Ambos artistas realizamos maquetas individualmente de las ideas que teníamos para la canción, una vez listas ambas maquetas, se compilaron lo mejor de ambas”.

Obstáculos

El dúo asegura que la principal dificultad que han enfrentado es  la de “saber organizar nuestro tiempo, la constancia y por parte de Rigoberto la falta de apoyo cultural para poder impulsarnos como artistas, el financiamiento para nuestros proyectos.

Tales retos no los han detenido, ellos han tratado de superar sus debilidades, “ intentando disciplinarnos, tratando de aprovechar la accesibilidad a nuevas tecnologías para producir música y la información disponible en el internet”.

Hacer música a distancia

A pesar de la distancia ellos han sabido aprovechar las herramientas  a su alcance para conectar artísticamente y como valor agregado convertirse  en amigos, más allá de la música. “Creo que logramos desarrollar una buena comunicación lo cual llevó a conseguir un resultado con el que estamos satisfechos”.

¿De qué tratan sus canciones?

Rigoberto: Sobre el amor y las situaciones que suceden en mi vida. Trato de darles un sentido mucho más bonito y colorear esas situaciones aunque sean grises. Aunque mis canciones no siempre son alegres o con ritmos movidos, siempre intento darle un toque de ese ritmo que llevamos en la sangre como latinos, y así ,poder expresarme de una mejor manera .

Sebastian: Mi propuesta se basa en contar historias desde la experiencia vivida y que sean honestas, esperando a que quien escuche pueda compartirlas desde su experiencia.

Mis canciones pueden tratar de diferentes temas. Sin embargo, se me da más fácil escribir de amor o desamor. Con las historias que cuento junto a la combinación de diferentes ritmos y sonidos que me influencian, intento crear paisajes sonoros que capturar en algún momento o emoción.

Las musas

Sebastián: Para escribir canciones, casi siempre me inspiran las cosas que voy viviendo. Es una forma de liberar mis emociones respecto a lo que esté pasando en un momento en mi vida. Usualmente, cuando veo cosas que he escrito en el pasado puedo ver como escribir me ayudó a entender/navegar una situación emocional o experiencia que haya pasado.

Por otra parte, me inspira mucho escuchar el trabajo de otros artistas, conocer nueva música, visitar lugares, escuchar diferentes historias, ver películas y aprender de cosas que no necesariamente estén ligadas a la música.

Rigoberto: Me inspira el amor y las emociones, soy una persona que siempre se ha dejado llevar mucho por sentimientos y emociones, esto por supuesto me ha traído consecuencias, pero también me ha enseñado a vivir el momento y a saber plasmar en la hoja en blanco lo que en ese momento identificó en mí.

También me inspiro de la cotidianidad, de esas cosas pequeñas que parecen un poco insignificantes, pero que toman sentido cuando las analizo y me doy cuenta que son esas cosas las que realmente me dan la felicidad.

Las personas, los libros, las películas, la naturaleza, mi entorno en general es para mí, material para escribir y componer canciones.

Tratamos de implementar una estrategia de expectativa para tener un mejor impacto. Nuestras escuchas han superado los 1500 en una semana y la curva sigue creciendo. Instagram ha sido el mayor medio de difusión de la canción, nos ha permitido crecer nuestra audiencia y presentar nuestros proyectos”.

¿Qué aprendizaje pueden compartir con otros músicos nicas que están tratando de salir adelante con su trabajo artístico dentro y fuera del país?

Sebastián: Invitarles a mantenerse creando y aprendiendo desde sus circunstancias, su contexto, y sus espacios, siempre hay  alguien dispuesto a escuchar. Se pueden encontrar formas de crecer como artista desde lo que tengamos disponible. La música nos sirve para expresarnos, comunicar, y para liberar emociones.

Rigoberto: Nunca es tarde para tomar en serio la música, a veces nos cuestionamos y nos llena de incertidumbre el hecho de compartir nuestra música, es un poco difícil aprender a valorar nuestro arte, sin embargo, siempre habrá alguien que te apoye y te ayude a seguir trabajando en ese sueño que tanto anhelamos los músicos, que es compartir nuestro arte para que nos escuchen y nos entiendan, para que puedan hacer suyas nuestras composiciones.

Planes a futuro

Rigoberto: Tengo como un plan a mediano plazo la realización de un EP y poder seguir trabajando en mi proyecto como solista. A corto plazo tengo en mente seguir estudiando música y producción musical para poder cultivarme más en este ámbito tan lindo del arte dela música. A largo plazo (condicionado) poder volver a los escenarios y dar conciertos para poder mostrarle a las personas mi música y mi arte.

Sebastián: Para lo que queda de este año, tengo pensado lanzar un EP en el que llevo varios meses trabajando junto a Alejandro Vega. Junto a este proyecto, espero hacer un par de videoclips y si la pandemia lo permite, tocar en vivo (cosa que todavía no he hecho). A largo plazo, me gustaría seguir trabajando en el área de producción, continuar sacando música, tocando en vivo, y trabajando en proyectos que contribuyan a mi crecimiento como artista.

Podrías Estar Interesado

Podcast Memorias: para no repetir la historia
Entorno
122 vistas
Entorno
122 vistas

Podcast Memorias: para no repetir la historia

managuafuriosa.com - miércoles 3 de noviembre, 2021

Hace algunas semanas estrenamos nuestro más reciente podcast Memorias: Rompiendo ciclos, cerrando heridas. Un podcast dedicado a la memoria y cultura política en Nicaragua que ha despertado el interés de muchxs cibernautas. Un formato que nos ha invitado a cuestionarnos y a recordar momentos que han marcado nuestras vidas e historia del país para siempre.

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua
Eventos
131 vistas
Eventos
131 vistas

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua

managuafuriosa.com - lunes 1 de noviembre, 2021

El Circuito de Clínicas Musicales 2021, organizado por el CEM, trae a músicos profesionales nicaragüenses e internacionales con 14 clínicas en 7 ciudades.

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes
La Escena
362 vistas
La Escena
362 vistas

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes

Malva Izquierdo - martes 28 de septiembre, 2021

En Nicaragua la música instrumental no es algo que comúnmente se aprecie o escuche, pero a José Antonio Rivera, siempre le gustaron las melodías sin voces.