436 Vistas

Crónica de Victoria Obando

No fue fácil la decisión, me tuve que programar mentalmente para este cambio de aspecto y a la hora de verme al espejo sentir que sigo siendo la misma, que sigo siendo Victoria Obando.

Han pasado un poquito más de dos meses desde que cambié mi aspecto físico para pasar inadvertida por las calles y no sentir que soy identificada por los fanáticos de la política dictatorial y también de la policía Orteguista.

Sentía que debía desaparecer por un tiempo y respirar un poquito de libertad, quizá, sentirme una ciudadana más de este país que camina por las calles haciendo sus gestiones personales.

Te puede interesar: Victoria Obando: “Vengo batallando no solo con este régimen, sino contra el sistema podrido que tenemos”

No fue fácil la decisión, me tuve que programar mentalmente para este cambio de aspecto y a la hora de verme al espejo sentir que sigo siendo la misma, que sigo siendo Victoria Obando.

Mi identidad no es construida desde la feminización de un cuerpo, porque yo no nací para complacer al sistema binario, no nací para ser el prototipo de ‘mujer’ que todos esperan ver.

He quedado más que sorprendida ante las críticas que han hecho en varios grupos de “amigos” que hemos luchado por una “Nicaragua diferente” … “ahhhh ¿Ahora sos Víctor o seguís siendo Victoria?”

Sigo siendo la misma, la activista, la defensora de derechos humanos y de la población LGTBIQ+, la que se molesta por las injusticias, la que se llena de rabia cuando se entera del maltrato a una mujer, o peor aún, el asesinato a una de ellas.

Te puede interesar: Victoria Obando: la estudiante y activista transgénero prisionera política del régimen

La que va seguir luchando a contra corriente y en contra de lo que la mayoría diga: si pareces niño, entonces sos niño. No señor, nada tiene que ver nuestro físico con lo que somos y sentimos.

Me pregunto, ¿hasta cuando lo van a entender? ¿Cuánto más de presión
debemos hacer los que andamos detrás de construir un mejor país para mejorar nuestros sistemas educativos y la gente pueda entender y comprender sobre las variantes sexuales y puedan respetarlo?

Me siento ofendida que alguna que otra feminista o activista LGTBIQ+, diga: “siempre ha sido hombre…”

Me decía una amiga de 70 años: para que la astilla duela, tiene
que ser del mismo palo.

Palabras que golpean, viniendo de alguien que se ha capacitado para defender estos derechos, el género y la identidad.

No me respetan y tampoco comprenden la magnitud del peligro en el que me encuentro en mi lucha desde los espacios políticos en el intento de hacer valer las voces disidentes.

Sobre todo de quienes hemos sido a lo largo de la historia desplazados y marginados, sin reconocimientos ni reivindicaciones a nuestros derechos elementales.

Parece que se les olvida que en Nicaragua, nada está normal

Con esto me estoy poniendo a prueba a mí misma, haber vivido una vida gay y luego sufrir la metamorfosis de transformación al descubrir a la Victoria que habita en mí.

La Victoria que he construido, educado y formado para enfrentarse al sistema, a la crueldad de la sociedad y al régimen dictatorial de un gobierno que asesinó a más de 300 y que ahora está matando de hambre a su pueblo.

Y volver a lo mismo, a parecer un chico gay, por ese miedo a no querer ser agredida en la calle por alguien de la Juventud Sandinista.

Te puede interesar: Pasos para comunicar propuestas políticas con éxito

O llevada a la cárcel nuevamente incriminada por droga o peor aún, ser asesinada sin razón ni causa, simplemente sufrir un accidente inesperado y hasta allí llegar.

Con este nuevo aspecto he realizado una que otra publicación en mis estados de WhatsApp, y la primera reacción que han tenido: ¿Qué le pasó a tu pelo? ¿Por qué te lo cortaste?

Mientras pasan por alto todo lo demás. Los títulos, los lugares, las actividades o las demás personas que me acompañan.

Y me digo en mis adentros, que lástima que solo ven al ser sexualizado-femenino con el que muchos me conocieron, no dándole valor a todo lo demás.

A veces se los hago chiste y les digo:

“Hermana, este cuerpo es caro y debo buscar como mantenerlo, debo trabajar.

Dada mi situación excarcelada política, no voy a encontrar trabajo así por así y peor a como está la situación de precariedad laboral en este país. Debía hacerlo, pero no te preocupés que sigo siendo la misma”.

Han llegado al extremo de tacharme que soy de la derecha, que los de la Alianza Cívica y el CxL me obligaron a hacer esto para poder ser aceptada entre ellos.

Te puede interesar: Cancionero de #SOSNicaragua

Absurdo, completamente absurdo. Hay personas que no entienden que hay personas que no nos volvemos fanáticos de las plataformas de
oposición política.

Pero seguimos allí, haciendo trabajo voluntario, colaborando para la construcción de las nuevas agendas.

Yo por mi parte me siento con el poder y el dominio de mí misma, de ir y venir, de transitar continuamente por la sexualidad, más no en el género.

Me siento con la grandiosa potestad de seguir diciendo desde esta voz: Soy Victoria Obando, una mujer transgénero, activista de derechos humanos y de la población LGTBIQ+.

Podrías Estar Interesado

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta
Entorno
68 vistas
Entorno
68 vistas

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta

Malva Izquierdo - lunes 16 de agosto, 2021

El ecólogo Fabio Buitrago explica por qué la pesca de camarón, puede desencadenar hambruna y destrucción si no se regula a tiempo.

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción
Entorno
181 vistas
Entorno
181 vistas

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción

managuafuriosa.com - jueves 22 de julio, 2021

A pesar de ser un país con tanta belleza, la biodiversidad nicaragüense sigue en peligro. Arnulfo Medina, investigador de fauna silvestre, explica por qué.

#ElMelómano: Covers vs. Originales
La Escena
227 vistas
La Escena
227 vistas

#ElMelómano: Covers vs. Originales

Donaldo Sevilla - jueves 22 de julio, 2021

En esta ocasión #ElMelómano aborda el tema de las bandas que hacen covers o tributos, y de las que se concentran solo en una propuesta inédita y original.