554 Vistas

Convocatoria: Taller de Fotoperiodismo

PEN-NICARAGUA y la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, convocan a periodistas, fotógrafos y estudiantes al taller de Fotografía Digital y Multimedia.

La frase “una imagen vale más que 1000 palabras” cobra mucho más sentido en el quehacer periodístico. Sobre todo en estos tiempos donde los artículos multimedia y la abrumadora tecnología guían la manera en que se hace noticia. De ahí que el nuevo periodista deba saber no solo plasmar su historia con fuentes, datos e información de primera; sino que también necesita hilar su historia con imágenes que guíen e impacten a su audiencia.

Es por eso que el reconocido fotógrafo nicaragüense, Oscar Navarrete, estará a cargo de este taller. Su experiencia va desde el Miami Herald y LA PRENSA, hasta agencias como EFE y Reuters.

Taller Fotografia digital

Podrías Estar Interesado

Podcast Memorias: para no repetir la historia
Entorno
119 vistas
Entorno
119 vistas

Podcast Memorias: para no repetir la historia

managuafuriosa.com - miércoles 3 de noviembre, 2021

Hace algunas semanas estrenamos nuestro más reciente podcast Memorias: Rompiendo ciclos, cerrando heridas. Un podcast dedicado a la memoria y cultura política en Nicaragua que ha despertado el interés de muchxs cibernautas. Un formato que nos ha invitado a cuestionarnos y a recordar momentos que han marcado nuestras vidas e historia del país para siempre.

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua
Eventos
128 vistas
Eventos
128 vistas

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua

managuafuriosa.com - lunes 1 de noviembre, 2021

El Circuito de Clínicas Musicales 2021, organizado por el CEM, trae a músicos profesionales nicaragüenses e internacionales con 14 clínicas en 7 ciudades.

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua
Entorno
552 vistas
Entorno
552 vistas

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua

managuafuriosa.com - domingo 31 de octubre, 2021

De Tu Mano es un sencillo que nació cuando Rigoberto Carranza y Sebastián Barberena decidieron aunar sus talentos en la búsqueda de crear algo inesperado, como un crisol donde se fraguaron sus mejores intenciones y arpegios sonoros.