1250 Vistas

Consejos para fotografías “de calle”

Estás en el escenario perfecto. Tus ojos buscan una buena composición. Tu dedo índice se prepara para disparar –click- y recordás que no andas tu cámara. Notar y contar una historia a través de una fotografía es una de las tareas más gratificantes para los amantes de este tipo de arte.

En la fotografía callejera no hay reglas definidas. La mayoría del equipo con que cuentan los fotógrafos (Trípodes, filtros, lentes), por lo general se queda en la casa. Lo ideal es una cámara ligera o una compacta.

Henri Cartier-Bresson dijo en una entrevista a The Washington Post en 1957:

“Hay una fracción de segundo creativa cuando estás haciendo una foto. Tu ojo debe ver una composición o expresión que la vida ofrece y debes saber intuitivamente cuándo hacer clic en la cámara. Ése es el momento en que el fotógrafo es creativo. ¡Opp! ¡El momento! Una vez que lo pierdes se ha ido para siempre.”

Antes de entrar de lleno en el tema, recordemos que lo importante no es la cámara; sino el ojo del fotógrafo. Así que anímate a explorar el mundo de la fotografía callejera con tu Smartphone o cámara digital.

Last Kiss

Momento capturado por Gelber Mo. “Last kiss”, una fotografía de una pareja besándose mientras eran guiados por dos policías y esposados.

A continuación te presentamos 8 consejos para obtener unas fotografías de calle:

1. Estar prevenido

Es mejor prevenir que lamentar. Siempre que salgas a las calles prepará con tiempo tu kit fotográfico, desde baterías extras; hasta pañuelos para limpiar el lente.

Estar siempre preparado y ser observador es la clave para iniciar a andar en busca de buenas capturas. Lo que parece que será una buena fotografía puede que finalmente no lo sea y estar perdiéndotela por no mirar para otro lado. A veces hay que descartar lo obvio.

Los fotógrafos callejeros pueden trabajar de dos formas: o desaparecen entre la multitud, haciendo fotos con todos los que lo rodean, o acercarse a la gente para realizar la foto. Cada estilo tiene su potencial y también sus riesgos. Cuando desapareces entre la multitud, te integras y no llamas la atención. Para esto es mejor trabajar con una cámara pequeña y discreta, en lugar de una réflex con teleobjetivo que llamará más la atención.

2. Saludar a la gente

Acercarse a veces puede resultar incómodo para fotógrafos y para fotografiados. Hay que aproximarse, charlar y pedir autorización para realizar la foto, evitando tensiones y generando confianza.

Saludar a los que quieres retratar es una buena forma de conocerles y hacer que la figura del fotógrafo quede más cercana a quien vayamos a retratar. Un “¿qué tal?”, puede ayudarte a romper el hielo, iniciar una conversación, charlar y conseguir unas fotografías.

Por lo general, los fotógrafos callejeros intentan todo lo posible para pasar inadvertidos al fotografiar. La meta de la fotografía callejera es capturar escenas no afectadas por el fotógrafo con el fin de mostrar una historia y una persona natural.

3: Tómalas sin preguntar

Ya dijimos que es mejor saludar para prevenir incomodidades. Sin embargo, la parte más importante para hacer fotografías en la calle es pensar que lo que estás haciendo está bien, y esa autoconfianza te la tienes que creer mediante un sencillo mecanismo: primero, pregunta y habla con la gente antes de disparar. Tras la fotografía, enséñasela, diles que les enviarás una copia por .jpg al email, y observa su reacción. Verás como es tremendamente inusual que alguien se ofenda por una fotografía.

Si te acabas sintiendo cómodo en ese terreno, ahora prueba a saltarte el hablar con la gente, simplemente toma la foto y enséñala, y verás como la gente se siente igualmente halagada.

Asegurémonos de que no estamos haciendo nada ilegal. Debemos leer todas las leyes relativas a la fotografía en lugares públicos (dependiendo del lugar donde nos encontremos, por supuesto). A veces podemos ser abordados por las autoridades cuando no estamos haciendo nada malo. debemos estar tranquilos.

Sin embargo, fotografiar niños, por ejemplo, puede ser inoportuno. Las leyes concernientes a ellos son a menudo más estrictas

4. Dejar de movernos

Dejá de moverte ansiosamente y busca temas interesantes para centrarte en la historia. Evitá tratar de fotografiar todo lo que ves a tu paso. De este modo, es probable que te des cuenta de algo que sea digno de tu atención.

Es muy difícil caminar, prestar atención y capturar fotos con calidad al mismo tiempo. A menudo nos encontraremos fuera de posición cuando sucede algo y es mucho más fácil hacerse notar cuando tratamos de conseguir la posición.

La clave está en reducir la velocidad. Hace una pausa por cada cada cuadra y esperá unos minutos. Veamos lo que sucede. Explorá el entorno de una manera detallada y dejá que las cosas se den. Te sorprenderá la cantidad de momentos que se producen mientras estamos de pie.

5. Fotos sin gente

Se cree que la Fotografía callejera es solamente fotografiar personas en las calles. La fotografía de la calle es de la gente, o más específicamente sobre la naturaleza humana, pero las persona no tienen que estar presente en la escena. Hay una cantidad infinita de oportunidades para hacer fotos sin gente y que queden geniales.

6. Disparar desde la cadera

Si Disparas desde la cadera tiene dos ventajas: un punto de vista diferente, pero lo más importante, la gente no se da cuenta de que les estamos tomando una foto. Si tenés una cámara con una pantalla giratoria, incluso podes ver lo que estamos disparando y seguir siendo cautelosos.

7. Informarse

La fotografía callejera se utiliza como medio para expresar y comunicar lo que siente una comunidad. Con este tipo de fotografía puedes dar una visión propia de los problemas de tu barrio, ciudad o espacio por donde te mueves. Informarse de los eventos coyunturales de tu país te permitirá tener una perspectiva más clara de lo que deseas fotografiar.

8. Animarse

De nada sirve tener todos los trucos y técnicas si no te animas a salir a las calles a capturar historias. Así que atrévete ya a explorar este mundo de la fotografía.

Para finalizar recuerda siempre:

  1. Ir con material ligero. Usar una cámara de cuerpo y lente pequeños para molestar lo menos posible.
  2. Tener la cámara lista para disparar en cualquier momento.
  3. Usar tu visión periférica, que lo importante no está siempre donde estás mirando.
  4. Mantenterte al díade las actividades sociales y políticas de tu zona para saber dónde puede suceder algo.
  5. Llevar un pequeño portafolio con tus fotografías para aportar credibilidad.
  6. Buscar caras interesantesque te puedan contar algo.
  7. Practicar el camuflarse entre la gente o ir hacia ella a fotografiarla, para saber con qué técnica estás más cómodo.
  8. Salí a practicar. Es mejor dedicar 5 minutos todos los días que jornadas de 8 horas en fin de semana.

Al final, lo más importante de la fotografía callejera es atreverse a salir y fotografiar. Así que, si vas a salir, aunque sea a comprar a la venta, no olvides tu cámara.

 

Podrías Estar Interesado

Podcast Memorias: para no repetir la historia
Entorno
141 vistas
Entorno
141 vistas

Podcast Memorias: para no repetir la historia

managuafuriosa.com - miércoles 3 de noviembre, 2021

Hace algunas semanas estrenamos nuestro más reciente podcast Memorias: Rompiendo ciclos, cerrando heridas. Un podcast dedicado a la memoria y cultura política en Nicaragua que ha despertado el interés de muchxs cibernautas. Un formato que nos ha invitado a cuestionarnos y a recordar momentos que han marcado nuestras vidas e historia del país para siempre.

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua
Eventos
143 vistas
Eventos
143 vistas

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua

managuafuriosa.com - lunes 1 de noviembre, 2021

El Circuito de Clínicas Musicales 2021, organizado por el CEM, trae a músicos profesionales nicaragüenses e internacionales con 14 clínicas en 7 ciudades.

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua
Entorno
568 vistas
Entorno
568 vistas

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua

managuafuriosa.com - domingo 31 de octubre, 2021

De Tu Mano es un sencillo que nació cuando Rigoberto Carranza y Sebastián Barberena decidieron aunar sus talentos en la búsqueda de crear algo inesperado, como un crisol donde se fraguaron sus mejores intenciones y arpegios sonoros.