Aída Castil: un bordado que reconstruye

615 Vistas

Más que una manualidad o trabajo doméstico, para Aída el bordado es un arte milenario que, además de contar historias, funciona como una herramienta para luchar por la verdad, la justicia y la memoria en tiempos de crisis y violencia.

Para mí, el bordado significa un espacio donde yo puedo confrontar ciertas cosas que a mi parecer son criticables en nuestra sociedad, como el machismo, la discriminación a la mujer, los roles de géneros rígidos… Me gusta porque es un espacio de resignificación”.

Pegando botones y zurciendo trozos de tela

En palabras de Aída, el bordado llegó a su vida “por cosas del destino”. Con mucho cariño recuerda cuando su mamá le enseñó a pegar botones y hacer ruedos, y posteriormente ella zurcía sobre sus pantalones o cartucheras trozos de tela.

Ese fue su primer contacto con el hilo y la aguja, lo que nunca imaginó es que a sus 25 años esos materiales tan usuales en el hogar, se convertirían en un medio tan poderoso de comunicación y una vía de introspección que, a su vez, la lleva a conocer el mundo que le rodea.

Hilar pensamientos a través del bordado, una forma de introspección y de compartir experiencia con otros / Fotografía de LaFritangaNica para Managuafuriosa.com

Inicialmente Aída estaba inmersa en arte contemporáneo y los performances. Luego en el año 2016, en medio de una racha de desmotivación, encontró la posibilidad de volver a ella misma a través del bordado: “sentí que tenía las posibilidades de explorar, de estar menos ansiosa, luego comencé a investigar sobre la historia y ahí vino la parte de cientista social”.  

Aída dedica la mitad de su tiempo a realizar investigación social de manera independiente, y confiesa que uno de los retos de emprender con Hojita de Agua Dulce —hoy el nombre de su proyecto artístico— ha sido poder equilibrar ambas partes sin descuidar ninguna, y demostrar que el bordado tiene un valor trascendental en la sociedad, ayudando a otras personas a comprender la “estética que va más allá de lo que está en la superficie”.

Bordar es sinónimo de calma, de encontrarte con vos mismo y de expresar todo aquello que a veces en palabras no se da / Fotografía de LaFritangaNica para Managuafuriosa.com

A través de redes sociales, en su cuenta Hojita de Agua Dulce, Aída presenta sus obras, comparte su experiencia ofreciendo talleres a otras mujeres, expresa su perspectiva del arte de bordar y las curiosidades que ha encontrado en otras culturas alrededor del bordado, que han sido de mucha inspiración para ella.

Sus mayores influencias

A la hora de diseñar y de escribir mensajes sobre tela, la resistencia no violenta es una de las causas que se manifiestan en los bordados más artísticos de Aída.

En países como Colombia, Chile y Perú, donde se han vivido conflictos armados y crímenes de lesa humanidad, existen movimientos de resistencia no violenta que utilizan el bordado como un medio que rescata la memoria de ciertos eventos, pero sobre todo de las víctimas que murieron de forma injusta.

Por esa razón, Aída se niega a bordar sobre la situación política de Nicaragua sin su debida profundidad. Para ella, sería darle un cierre a la memoria, sin que haya habido justicia para las víctimas de la represión.

Otro de los temas predominantes en sus obras es la lucha feminista, pues históricamente en lugar de abandonar el bordado, lo ha reivindicado. “Hay un legado de mujeres que bordan desde las cárceles, desde que se luchaba por el sufragio femenino. Entonces eso también es algo que yo intento retomar, porque son temas que a fin de cuentas siguen siendo bastante actuales, por la equidad, pero también por la lucha de la memoria y de la justicia”, añade.

Hojita de Agua dulce es el proyecto que Aída sueña con ver crecer de forma horizontal, para mantener la comunicación con quienes logra conectar a través del bordado / Fotografía de LaFritangaNica para Managuafuriosa.com

Para Aída, el poder compartir con otras personas y enseñarles a bordar ha sido sinónimo de crecimiento personal, y de regalarse a ella misma y a otros la oportunidad de explorar, de “darle salida a ciertos conflictos internos, a ciertas confusiones, conocer qué cosas hay en mí, pero también afuera, en nosotros como colectivo, que necesitan ser llevadas a la superficie” para después encontrar la calma como una hoja que flota sobre agua dulce.


Si querés conocer más sobre Hojita de Agua Dulce, seguí su cuenta en Instagram.

Podrías Estar Interesado

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes
La Escena
214 vistas
La Escena
214 vistas

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes

Malva Izquierdo - martes 28 de septiembre, 2021

En Nicaragua la música instrumental no es algo que comúnmente se aprecie o escuche, pero a José Antonio Rivera, siempre le gustaron las melodías sin voces.

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta
Entorno
120 vistas
Entorno
120 vistas

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta

Malva Izquierdo - lunes 16 de agosto, 2021

El ecólogo Fabio Buitrago explica por qué la pesca de camarón, puede desencadenar hambruna y destrucción si no se regula a tiempo.

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción
Entorno
226 vistas
Entorno
226 vistas

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción

managuafuriosa.com - jueves 22 de julio, 2021

A pesar de ser un país con tanta belleza, la biodiversidad nicaragüense sigue en peligro. Arnulfo Medina, investigador de fauna silvestre, explica por qué.