835 Vistas

Activistas de OCAC: “estamos hartas de caminar a la defensiva”

En el 2014 nació el Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC) en Nicaragua con la intención de educar, investigar y visibilizar esta problemática que “nos afecta a todas”.

Actualmente el colectivo está integrado por 3 psicólogas Estrella Lovo, Sharon Bendaña, Yajaira Gutiérrez; junto a Mar Pilz, graduada de relaciones internacionales; Soghand Ghadimi, graduada de relaciones internacionales y diplomacia, encargada del marketing digital y Lois González, abogada feminista del colectivo.

La intención de buscar formas de visibilizar las estadísticas era lo que le daba vida a la iniciativa, pues solo así  las chicas sentían que podían visibilizar el tema. “Con datos duros podíamos determinar la frecuencia, los tipos de expresiones que se daban más, donde pasaban más estos actos y a quién le pasaba más”, explica Lovo.

“Si somos mas del 50 por ciento de la población que ‘está loca’, entonces no se trata de histeria colectiva, es un problema estructural y lo vivimos todas”, argumenta Soghand.

El sueño imposible de caminar tranquila

A través de su experiencia Mar considera que el haber vivido por mucho tiempo en Guatemala, le hizo notar ciertas diferencias en cuanto a la situación de vulnerabilidad en que se encuentran las mujeres de la región.

“Cuando vine experimenté con más frecuencia el acoso callejero, allá también se da, pero como acá es relativamente más seguro, una camina más”, expresa Mar, quien justamente por eso creó la página en Facebook llamada Denuncia Acosadores.

Asimismo Sharon cree que no se puede permitir el aocso callejero bajo ningún disfraz. “Estamos hartas, queremos transitar por la calle libre sin estar hipervigilante o a la defensiva sabiendo que en algún momento vamos a escuchar algo desagradable y nos va a arruinar el dia”, enfatiza.

La responsabilidad de OCAC es proveer información veraz y responsable por eso los datos que han presentado son parte de muchos otros estudios y del conocimiento general de todas y todos.

“Estamos reforzando la educación dando talleres hombres también, pues si bien es cierto son el problema en sí mismo, también son parte de la solución. Le damos la vuelta al discurso porque así podemos crear más espacios seguros, un hombre que no acosa es un hombre menos en la calle y una mujer más tranquila”, explica Lovo.

Proyectos y planes

Con la idea de facilitar más los procesos, Lois vio que era necesario aportar sus conocimientos legales para que miles de mujeres puedan denunciar esta problemática.

“Estamos trabajando en hacer una ruta de acceso a la justicia para víctimas, queremos ampararnos de las leyes de Nicaragua, sabemos que no está establecido el tipo penal de acoso callejero, pero podemos usar otra tipificación de delito como violencia psicológica, exhibicionismo, asedio”, explica Lois.

Por su parte Soghand menciona que a nivel digital están trabajando para lanzar el sitio web y otras herramientas como una app móvil, que estará lista en abril, para poder reportar incidencias de acoso sexual callejero y tener datos estadísticos, alimentado por las personas que están viviendo estas expresiones de violencia.

“Denunciar el acoso callejero es necesario, pero proteger tu identidad también, recibir, evidenciar y proteger, en eso estamos trabajando, pues lo importante es visibilizar las acciones negativas”, agrega.

Asimismo, están trabajando en un encuentro de visualización análoga a través de materiales diversos para elaborar formas creativas de visualizar las estadísticas, en expresiones de arte, desde la construcción colectiva.

Las principales afectadas por el acoso callejero son niñas y adolescentes, tenemos que estar claras/os que esto es un delito y se convierte en una expresión de abuso sexual. Debemos tomar soluciones colectivas”, insiste Lovo.

El ciberacoso para silenciar denuncias

OCAC considera que es necesario capacitar a los hombres también para reconocer sus discursos y establecer una diferencia entre acoso y piropo.

“Cortesía es cuando lo hacés a todo mundo indistintamente d su sexo, acoso es cuando es solo a las mujeres. A ellos les cuesta llamarlo violencia, pero muchos entienden que es algo incómodo, lo reconocen y están más alerta de sus acciones, porque saben que también afecta a las mujeres de sus familias”, asevera Lovo.

Por otro lado, las chicas opinan que la gran cantidad de denuncias que se han dado últimamente en las redes sociales son un gran paso a pesar de los intentos de silenciar este tipo de interacciones.

“El ciberacoso es la represalia que viene de la mano con las denuncias y es una estrategia del patriarcado para silenciarnos, el mensaje que nos dan es: si vos denunciás, recibirás esto como escarmiento”, expresa Yajaira.

Muchas veces la represalia digital viene por parte de las mismas mujeres y sobre eso las chicas también han reflexionado al respecto: “Se hace difícil reconocer que es violencia porque eso significa que al salir de la casa estamos en peligro y es mejor minimizarlo que ponerle nombre y enfrentarlo·, agrega Yajaira.

“Desde que sos niña o niño estás disfrazando el lado sexual con la amabilidad, cuando le decís al niño ‘enamorá a la niña, dale un besito’, ahora un ‘adiós’ nos afecta, porque nos sentimos incómodas y notamos cómo lo dicen”, afirma Mar.

“Es importante que nos unamos para entretejer redes y frente a cualquier situación que nos expongamos en la calle o en redes sociales esta red será de acompañamiento, defensa y acuerpamiento”, comenta Yajaira.

Es por eso que las mismas redes sociales les han servido como un enorme grupo focal, pues ahí ven cómo los agresores se tapan entre ellos y empiezan a argumentar.

“Está el concepto de complicidad patriarcal, algunos hombres observan y callan o callan y avalan e incluso callan y aun así son parte de la situación. Va más allá de un ‘hola’ o una expresión lasciva y es como que a alguien lo están validando cuando acosa”, puntualiza Sharon.

Comencemos a mostrar inconformidad, no solo las mujeres sino también los hombres, para dejar claro a grandes voces que esas actitudes las invalidamos como sociedad”, finaliza Lovo.

Podrías Estar Interesado

Podcast Memorias: para no repetir la historia
Entorno
141 vistas
Entorno
141 vistas

Podcast Memorias: para no repetir la historia

managuafuriosa.com - miércoles 3 de noviembre, 2021

Hace algunas semanas estrenamos nuestro más reciente podcast Memorias: Rompiendo ciclos, cerrando heridas. Un podcast dedicado a la memoria y cultura política en Nicaragua que ha despertado el interés de muchxs cibernautas. Un formato que nos ha invitado a cuestionarnos y a recordar momentos que han marcado nuestras vidas e historia del país para siempre.

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua
Eventos
143 vistas
Eventos
143 vistas

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua

managuafuriosa.com - lunes 1 de noviembre, 2021

El Circuito de Clínicas Musicales 2021, organizado por el CEM, trae a músicos profesionales nicaragüenses e internacionales con 14 clínicas en 7 ciudades.

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua
Entorno
568 vistas
Entorno
568 vistas

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua

managuafuriosa.com - domingo 31 de octubre, 2021

De Tu Mano es un sencillo que nació cuando Rigoberto Carranza y Sebastián Barberena decidieron aunar sus talentos en la búsqueda de crear algo inesperado, como un crisol donde se fraguaron sus mejores intenciones y arpegios sonoros.