912 Vistas

Cinco discos esenciales (Parte 1)

En la entrada pasada hablamos sobre cómo combatir el estrés a través de la música. Esta vez quiero ampliar un poquito sobre un tema que creo que es accesible para todo el mundo, y es el de escuchar música.

Hay miles de estudiantes de primaria y secundaria que siguen de vacaciones, universitarios que debido a la coyuntura no han regresado a clases y desafortunadamente muchos nuevos desempleados; por lo que eso nos deja mucho tiempo libre que hay que buscar cómo invertirlo bien, y qué mejor que redescubriendo unos clásicos, para muchos por primera vez.

Siempre que hago la pregunta a alguien que acabo de conocer de qué tipo de música le gusta casi siempre la respuesta es: “de todo”.

Uno supone que se escucha blues, rock, bossa nova, clásica, tango y chachachá, pero también casi siempre el espectro es reducido a lo que se maneja en las radios y medios tradicionales donde abunda la música bailable y la balada pop.

Es por eso que hice una lista con cinco de los discos que, a mi juicio, son esenciales para escucharlos una y otra vez hasta quemarlos, dejarlos descansar y retomarlos.

Faltarán muchísimos más pero acá hay un comienzo:

Jeff Buckley – Grace (1994) Género: Rock Alternativo

Cuando le pregunto a mucha gente que si conoce a Jeff Buckley casi siempre la respuesta es no. Y no los culpo, Jeff solamente llegó a publicar un disco durante su cortísima carrera, pero a mi juicio un disco exquisito y de los más importantes durante toda la década.

En este disco Jeff canta de una forma sumamente hermosa, interpreta exquisitamente y compone de una forma absurdamente sensible por lo que a mi juicio es una obra maestra que puede compararse con cualquier disco clásico de cualquier época.

Apelando un poco a la autoridad (cosa que no debería de importarnos tanto), músicos como Thom Yorke de Radiohead y Matthew Bellamy de Muse, así como Lady Gaga, citan a Jeff Buckley entre sus influencias, y el álbum ha sido laureado por artistas como Bob Dylan, Paul McCartney, Jimmy Page, Morrissey, Robert Plant, Chris Cornell y Neil Peart de Rush.

Lo recomiendo de principio a fin, escucharlo hasta que sangren los oídos, dejarlo descansar y volverlo a quemar. Es un disco que no me aburro de escuchar.

The Miseducation of Lauryn Hill – Lauryn Hill (1998) Género: R&B, Hip Hop

Creo que mucha gente que no le gusta el Hip Hop o el R&B debería darle una oportunidad a este discazo, es un excelente disco para introducirte al género.

Es un disco maravilloso de principio a fin. Recuerdo tener 12 años y escucharlo a todo volumen ya que era el disco de moda y su música pegaba todo el día en la radio.

Lauryn, al igual que Jeff, no tiene otros discos de estudio, a excepción de su banda The Fugees, con los que tuvo mucho éxito comercial, por lo que probablemente mucha gente ya la haya olvidado veinte años después, pero si no la conocés es una excelente puerta de entrada para apreciar a una artista extremadamente talentosa y sensible.

El álbum incluye colaboraciones con el artista de soul D’Angelo (“Nothing even matters”), el guitarrista Carlos Santana (“To Zion”) y con John Legend en el piano en “Everything is Everything”.

Buena Vista Social Club – Buena Vista Social Club (1997) Género: Son cubano, bolero, guajira

Este es un disco básico para todo momento y lugar. Es un disco para escuchar con audífonos, en el carro, en la playa, en la casa, en el trabajo, en soledad o compañía.

Es esencial en la discografía de cualquier amante de la música universal. Buena Vista Social Club es no es una banda propiamente hecha, sino un ensamble de algunas de las fuerzas musicales más renombradas de Cuba, parte de la vieja guardia musical de la isla.

Cuba siempre ha sido un gigante musical debido a su historia rica en mestizaje entre lo negro, español, gringo e indio; mezcla que se desarrolló y mezcló desde antes de su independencia.

La música en la que se basa el álbum está inspirada por el Buena Vista Social Club, un club social en La Habana, que fue popular en los años 1940 y 1950 y que reunía a músicos de toda la isla.

Muchos de los que interpretaron las canciones para el disco eran antiguos miembros del Club o fueron importantes líderes de la música Cubana durante los años que el Club permaneció abierto. Este disco es un viaje por esa Cuba tropical que todos soñamos.

Kind of Blue – Miles Davis (1959) Género: Jazz

Este es, quizá el disco de jazz más importante de todos los tiempos. Este género es probablemente uno de los más influyentes e importantes de los últimos cien años, por lo que escuchar uno de sus obras maestras se vuelve algo básico para cualquier fan de la música en general.

Miles Davis es para mí, de los músicos más expresivos de la historia. Un solo de trompeta de Miles te dice lo que mil canciones hoy en día tratan de decir pero no lo logran, es un viaje a una dimensión cósmica diferente.

Aparte, en este disco tocan de los mejores músicos del siglo: Julian Adderley en el saxofón alto, John Coltrane en el saxofón tenor, Wynton Kelly en el piano de Freedie Freeloder, Bill Evans en lo que resta del disco, Paul Chambers en el contrabajo y Jimmy Cobb en la batería.

Este disco ha tenido una influencia gigantesca en otros géneros como el rock y la música clásica. Por eso y muchas cosas más el Kind of Blue es uno de los discos más importantes e indispensables de la historia.

Carmina Burana – Carl Orff (1936) Género: Cantata clásica

Este no es propiamente un álbum, sino una obra clásica, probablemente de las más famosas del Siglo XX. Tuve la fortuna de montarla dos veces en el Teatro Nacional Rubén Darío y ambas fueron experiencias muy enriquecedoras.

La muy popular “O Fortuna” es con la que abre esta monumental cantata que tiene la virtud de ser muy cercana a las masas. Si no sos mucho de escuchar música clásica, pero te gustaría empezar por algo ligero de digerir, te recomiendo mucho comenzar por esta obra.

Creo que mucha gente no termina de apreciar la música clásica porque empiezan probablemente por obras pesadas, con una enorme carga de información musical muy subjetiva y de difícil asimilación.

Carmina Burana es invasiva, por veces terrorífica, juguetona, gloriosa y triunfal, por lo que suele ser muy entretenida escucharla en su totalidad. Si alguna vez tienen la oportunidad de escucharla en vivo, no se la pueden perder.

Podrías Estar Interesado

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes
La Escena
245 vistas
La Escena
245 vistas

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes

Malva Izquierdo - martes 28 de septiembre, 2021

En Nicaragua la música instrumental no es algo que comúnmente se aprecie o escuche, pero a José Antonio Rivera, siempre le gustaron las melodías sin voces.

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta
Entorno
120 vistas
Entorno
120 vistas

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta

Malva Izquierdo - lunes 16 de agosto, 2021

El ecólogo Fabio Buitrago explica por qué la pesca de camarón, puede desencadenar hambruna y destrucción si no se regula a tiempo.

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción
Entorno
233 vistas
Entorno
233 vistas

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción

managuafuriosa.com - jueves 22 de julio, 2021

A pesar de ser un país con tanta belleza, la biodiversidad nicaragüense sigue en peligro. Arnulfo Medina, investigador de fauna silvestre, explica por qué.