272 Vistas

11 años de DKY, un programa radial con perspectiva de género

El programa radial de Puntos de Encuentro, DKY FM, está cumpliendo 11 años de dirigirse a jóvenes para hablar de temas sociales, sobre todo salud sexual y reproductiva.

DKY FM nace por una nueva estrategia radiofónica tras la necesidad de renovar el estilo de producción de Sexto Sentido Radio, su antecesor.

En ese momento DKY inició transmitiéndose en 3 emisoras. La demanda apuntaba siempre a un programa dirigido a jóvenes, pero ahora que también fuera producido por jóvenes.

Parte de esa nueva estrategia fue transmitir Dky en radios totalmente comerciales, donde se capta la atención de la juventud por la programación musical, pero ahora con contenido diverso.

Momento para adaptarse

La creación del programa de radio ha sido una experiencia memorable para el equipo porque fue un reto cambiar toda la estrategia radiofónica de Puntos de Encuentro.

“Pero recientemente, creemos que lo mas memorable ha sido la resiliencia, en mayo del 2018 tuvimos que salir del aire, nos tuvimos que ir de la radio madre que nos transmitía. La salida fue por la situación del contexto y por la inseguridad de hablar de derechos humanos que es nuestro enfoque principal”, expresa Leticia Picado, comunicadora, activista feminista y parte del equipo.

“A la gente le gusta DKY porque hablamos de temas que aun se mantienen en silencio pero que realmente todos vivimos”, expresa Ana Laura. Créditos: DKY FM

Ese momento les exigió darle una vuelta a la estrategia del programa y la forma en la que trabajaban. Con el fin de no perder a la audiencia, más en ese contexto tan adverso, comenzaron
a hacer los programas pregrabados.

Eso significó que cada persona grabara desde su casa lo que le tocaba, así que el diseño de los guiones cambió, el trabajo de producción se multiplicó, y hasta la forma de hacer locución y de interactuar con la audiencia se modificó.

El 6 de octubre fue la oportunidad para celebrar que seguían al aire y que DKY FM es uno de los programas más escuchados. También celebran que la juventud que los escuchaba antes y ahora están en la adultez, aun los escuchan.

Celebramos que somos un equipo que ha emprendido nuevas formas de comunicación siempre enfocados en los derechos humanos”, expresa Picado.

La manera en que se reinventan ha sido parte de la clave del éxito. Por ejemplo este año se encargaron de la producción de una nueva serie radiofónica “Somos niñas, no madres” y el plan es pasarla a un formato audiovisual animado para poder llegar a más personas en nuevos espacios.

Las personas que forman parte del programa radial consideran que DKY ha logrado dejar una semilla que ha ido creciendo en la gente.

Por ejemplo, temas como la interrupción del embarazo por motivos de salud o sobre diversidad sexual, hace unos años hablar de esos temas era más difícil.

“La gente nos llamaba para regañarnos, para decirnos que no eran derechos, que eran pecados, pero poco a poco, con información, con historias de vida, la gente ha ido desarrollando un sentido mas crítico en relación a esos temas”, expresa Ana Laura Estrada, comunicadora y activista feminista que también forma parte de DKY.

Créditos: DKY FM

Es por eso que el eje principal del programa ha sido los derechos humanos, pero siempre con intención de darle la vuelta para hablarlo desde situaciones cotidianas.

Un programa que les pareció memorable fue sobre la depilación masculina, pues aunque pareciera muy simple, sacó a luz todos los estereotipos que se han inculcado en la sociedad.

“Un programa divertido que nos sorprendió fue sobre la depilación masculina. Este tema prendió a los hombres para defender su masculinidad, también salió gente comentando que eso era exclusivo de la diversidad sexual, las mujeres hablaban si les gustaban o no los hombres depilados”, cuenta Picado.

Por otro lado, el derecho a decidir siempre ha sido polémico, pero antes había más resistencia, ahora llaman para comentar en qué situaciones sí apoyan o no el tema.

“Los métodos anticonceptivos, especialmente la PPMS, es un tema que siempre nos deja con la boca abierta porque la gente se desborda para preguntar cómo se usa, cuántas veces al año usarla, o hasta nos cuentan las mil maneras incorrectas en las que la han usado”, agrega Eduardo Palma, comunicador, activista LGBTIQ y parte del equipo DKY.

Actualmente el equipo está conformado por:

Leticia Picado, comunicadora y activista feminista.
Melissa Lopez Gaitán, comunicadora y escritora feminista.
Miguel Angel Lanuza, Cantante y productor.
Eduardo Palma, Comunicador y activista LGBTIQ.
Ana Laura Estrada, Comunicadora y activista feminista.

Podés escuchar a DKY FM en estas seis emisoras aliadas:

Radio juvenil- 93.5 fm
Radio Love – 102.1
Radio sideral: 100.9 fm
Radio energía: 89.3 fm
Radio la Costeñisima: 101.3
Radio tropicalida: 89.9 fm

Y seguirles en Facebook.

Podrías Estar Interesado

Podcast Memorias: para no repetir la historia
Entorno
122 vistas
Entorno
122 vistas

Podcast Memorias: para no repetir la historia

managuafuriosa.com - miércoles 3 de noviembre, 2021

Hace algunas semanas estrenamos nuestro más reciente podcast Memorias: Rompiendo ciclos, cerrando heridas. Un podcast dedicado a la memoria y cultura política en Nicaragua que ha despertado el interés de muchxs cibernautas. Un formato que nos ha invitado a cuestionarnos y a recordar momentos que han marcado nuestras vidas e historia del país para siempre.

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua
Eventos
131 vistas
Eventos
131 vistas

Inicia el “Circuito de Clínicas Musicales” en Nicaragua

managuafuriosa.com - lunes 1 de noviembre, 2021

El Circuito de Clínicas Musicales 2021, organizado por el CEM, trae a músicos profesionales nicaragüenses e internacionales con 14 clínicas en 7 ciudades.

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua
Entorno
554 vistas
Entorno
554 vistas

De Tu Mano, una canción creada entre Dinamarca y Nicaragua

managuafuriosa.com - domingo 31 de octubre, 2021

De Tu Mano es un sencillo que nació cuando Rigoberto Carranza y Sebastián Barberena decidieron aunar sus talentos en la búsqueda de crear algo inesperado, como un crisol donde se fraguaron sus mejores intenciones y arpegios sonoros.