205 Vistas
1 Comentarios

1001Trópicos: “no escribo para mi ombligo”

Mildred Largaespada, se define como bloguera, periodista, feminista y madre de Diego y Marcela. Desde el extranjero, está al tanto de cada noticia y cada suceso importante en Nicaragua, su estrecha relación con los demás países de Centroamérica la convierten en una bloggera de mucho aporte a la región. Desde Guatemala, pasando por El Salvador, Honduras y Nicaragua, Mildred nos relata vidas, historias y noticias de países como el nuestro.

Lo que hay que leer, preguntarnos y reflexionar está en su blog. Postea entradas noticiosas, fantasiosas, crónicas de libros y de lo que le despierte teclear, cada texto bien contadito con lujo de detalle. Hace años dejó de escribir para su ombligo: “Me gusta bloggear por que hay gente que me lee, me cuestiona y comenta, siento que lo que escribo está vivo”, afirma.

Mildred Largaespada

Autora de 1001Trópicos, Mildred Largaespada

Empezó en el mundo de los tags y los hipervínculos a finales del 2011 cuando un colega muy cercano le propuso que se abriera su propio blog. No lo pensó dos veces, y en la búsqueda del mejor nombre, pegajoso, rápido de recordar y tropicalón, apareció milyuntropicos.wordpress.com. Desde ese momento hasta la fecha, su blog ha sido una escuela y un sillón cómodo para sus lectores.

Como periodista, ella siente que los blogs responden al camino natural del desarrollo del nuevo periodismo, más vivencial, más íntimo, con más recursos multimedia, que informa con sellos personales y lleno de detalles propios, más allá de un estilo único de un medio de comunicación. Hace hincapié en el poder que existe detrás de un blog, del empoderamiento en las redes, el desarrollo de capacidades y en la interacción del “tu a tu” que puede existir gracias a la inmediatez del internet.

¿Para qué abrir un blog?

Cuenta diferentes experiencias donde cibernautas le escriben pidiendo asesorías de cómo crear blogs, cómo postear y cómo lograr viralidad con sus entradas. En su blog ya pueden encontrar Blog Theory, un espacio donde contesta distintas preguntas que le envían al correo y le da continuidad a los consejos que día a día comparte con cibernautas del mundo.

“Al momento de crear un blog, tenés total libertad de escribir sobre lo que se te ocurra” comenta Mildred. Después de pasar semanas aprendiendo como utilizar wordpress, la plataforma libre para desarrollar blogs, logró agarrarle la “maña” y así empezó a volverse una bloggera recurrente, cada semana posteaba algo en su blog, hasta que empezó a tener seguidores y así, se enamoró del fascinante mundo de los blogs.

Recomienda dejar de escribir para uno mismo y empezar a compartir cada entrada con amigos reales, virtuales y con las redes sociales. Cree en el poder del internet para transformar, para compartir y reflexionar. Les invitamos a conocer más de ella en milyuntropicos.wordpress.com

También le pueden seguir en fb: 1001Trópicos

Podrías Estar Interesado

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes
La Escena
214 vistas
La Escena
214 vistas

José Antonio entre acordes minimalistas y envolventes

Malva Izquierdo - martes 28 de septiembre, 2021

En Nicaragua la música instrumental no es algo que comúnmente se aprecie o escuche, pero a José Antonio Rivera, siempre le gustaron las melodías sin voces.

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta
Entorno
120 vistas
Entorno
120 vistas

El agresivo impacto de la pesca de camarón que nadie te cuenta

Malva Izquierdo - lunes 16 de agosto, 2021

El ecólogo Fabio Buitrago explica por qué la pesca de camarón, puede desencadenar hambruna y destrucción si no se regula a tiempo.

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción
Entorno
226 vistas
Entorno
226 vistas

Biodiversidad de Nicaragua: Una historia de belleza y destrucción

managuafuriosa.com - jueves 22 de julio, 2021

A pesar de ser un país con tanta belleza, la biodiversidad nicaragüense sigue en peligro. Arnulfo Medina, investigador de fauna silvestre, explica por qué.

Un comentario

  1. Pingback: El blog furioso | 1001 trópicos