5685 Vistas
5 Comentarios

Mujeres detrás del lente

El Día de la Mujer nos recuerda la lucha de todas y cada una de las aguerridas mujeres que en el día a día rompen barreras y prejuicios demasiado arraigados, también nos recuerda que hay mucho por hacer y que más que una celebración es un llamado a la continuidad del anhelo que tenían aquellas que comenzaron con infinidad de dificultades la búsqueda de la igualdad. Por eso en Managua Furiosa quisimos reconocer el trabajo de jóvenes fotógrafas nicaragüenses que estuvieran reflejando la belleza, la entereza y la fuerza de sus congéneres y aunque sabemos que hay muchas guerreras capturando imágenes con la misma entrega, esta vez les presentamos a 9 de ellas.

Johanna Baca

Su interés por la fotografía nació cuando de pequeña miraba los álbumes de fotos de su abuela y le encantaban. Johanna piensa que cada vez hay mas jóvenes tomando fotos buenísimas por lo que la profesión ya no es enteramente dominado por hombres. La Gotera Producciones es su proyecto más preciado, pues junto a su esposo trabaja tanto en lo visual como en lo auditivo en los proyectos de los músicos nicaragüenses.

Y para las interesadas en la fotografía Johanna les diría que “tomen fotos porque les gusta, les nace y tienen la necesidad de capturar lo que sus ojos ven o algo que les gustaría recordar; no es obligado hacer siempre una foto tan elaborada, no es obligado hacer una obra maestra, tampoco tener una cámara “profesional”. No se comparen con nadie, busquen su estilo, lo que te gusta y capturalo. Lo bonito está ahí y sólo hay que buscarle el mejor angulo, tú mejor ángulo”.

johanna

Glenda Martínez

Desde muy temprana edad Glenda ha estado rodeada por arte. empezó con el dibujo y pintura, pasando también por la música, teatro y danza. Sin embargo, un recuerdo recurrente  era que al ver las fotos de familia se quedaba largo viendo cada detalle y le parecía fascinante que un momento quedara grabado en un pedazo de papel. Cuando decidió ser fotógrafa no lo hizo pensando en que sería distinto por ser mujer, no pensó en que entraría en un mundo intimidante para las mujeres, simplemente pensó que entraría a un mundo en el que, como en cualquier otro trabajo, hay competencia y lo único que se puede hacer es destacarse por el talento, no por si sos mujer u hombre.

Glenda no ve la razón por la que alguien no haga lo que le gusta: “Si una chavala o un chavalo quiere hacer fotografía no significa que tenga que dedicarse a ello sólo por sentir un cierto interés o afinidad con esta manera de expresarse; incluso, si quieren hacer fotografías con cualquier herramienta, desde un celular, hasta un scanner o una cámara dslr, si les gusta que lo hagan, que se lancen”.

glenda

Frida Guez

“A finales de la universidad sentí la necesidad de plasmar con imágenes sensaciones bohemias y nostálgicas que he tenido desde niña. Recuerdo que navegaba en la red y estaba el boom de Tumblr, me encontré con una fotógrafa de Portland Oregon, Megan Kathleen, retrataba en film situaciones muy parecidas a las de mi cabeza, y no me lo podía creer. Ese día comprendí que la fotografía es muy personal y que más allá de las realidades y registros, pinta mucho lo que llevamos dentro y decidí hacerla parte de mi.

Creo que la fotografía no es un oficio dominado por los hombres, desde la democratización fotográfica todos podemos ser fotograf@s, es fácil conseguir equipo, es fácil revelar y colocar nuestro material de manera visible y vendible. Actualmente lo que importa más allá de si sos hombre o mujer es tu portafolio, antes de que alguien sepa quien sos, tu trabajo habla por vos. Sin embargo, te puedo decir que quienes cotizan más alto en el mercado comercial fotográfico nicaragüense son hombres.

A las chavalas que no se lanzan les diría que sino se atreven mejor que se queden ahí. Este es un trabajo lindo, sin embargo es duro, no a todo mundo le gustará tu foto, mucha gente te dirá que no sirves para esto, se tiene que tener muy bien los pies en la tierra para aceptar criticas sin morir desmoralizada en el intento, luego pensarás tus ideas ya están todas hechas, te darás cuenta que no se trata de disparar y tener la ultima cámara con un par de lentes, que hay que estudiar y mucho para entender la imagen y saber que nunca, nunca, sabes por completo. Así que si te gusta la fotografía bienvenida pero sabelo que le vas a invertir tiempo y energía más allá que para un par de likes, esto es una pasión, lo tienes que querer y es un oficio lo tienes que hacer y bien, administrar tu tiempo y buscártela porque sos vos tu jefe, tu publicista, tu comunicador, tu contador, tu todo. Así que tienes que venir con la seguridad a darlo todo”.

frida

Lula Solórzano

“En la adolescencia me gustaba tomar fotos por simple pasatiempo, editarlas y ponerles estrellitas y esos filtros saturados de color que nunca faltan; pero recuerdo que tomando una fotografía en modo “Fireworks”  en ese entonces con mi camarita , veo que mi mano no sale en la fotografía, me acuerdo que estaba asustadísima y no entendía el porque mi mano no aparecía en la foto si yo ahí la tenía a la hora de tomar dicha foto. Ese momento en particular me llevo a indagar sobre  tiempos de exposición , aperturas, ISOs, enfoques, etc. Así descubrí lo que ahora no puedo dejar de hacer.

Yo he encontrado un poco difícil ser fotógrafa por el hecho que siempre la mujer es mas vulnerables en las calles y si a eso le sumamos un equipo fotográfico peor. En algunas ocasiones me he contenido de tomar alguna fotografía simplemente por miedo, por eso siempre he admirado a nuestras fotoperiodistas mujeres porque tienen una garra impresionante. Uno de los proyectos que más me gusta es una recopilación de rostros de habitantes de distintas comunidades en Waslala. Cada rostro tiene una historia detrás , la gente del campo tiene una luz y un corazón grande que siempre he disfrutado”.

lula

Stephany Mendoza Arieta

“Mi interés por la fotografía nació por el hecho de captar momentos, y dejarlos plasmados en buenos recuerdos. Para mí ha sido difícil, no es fácil competir en un mundo lleno de pensamientos machistas y soberbios, en mi caso  trato de mostrar ese lado delicado del momento, y si ando en cualquier otra actividad trato de saludar a todo el mundo porque así es mi personalidad, pero la mayoría de los fotógrafos no son humildes y tratan de minimizar tu trabajo porque creen que ellos son los mejores.

A todas las chavalas que todavía no se atreven a tomar fotos por pena o miedo, yo les digo que si no se desarrollan y no se tiran a tomar fotografía es una forma de callar, no hay que quedarse encerrado, porque el mundo está tan distorsionado que tomar fotografía en esta era te vuelve un agente de cambio para muchas personas, siempre y cuando se represente tu verdadera perspectiva de la realidad.”

stephany

Claudette Canales Meza

“Todo comenzó desde muy pequeña por la pintura, luego siguió con la fotografía por el hobbie de mi padre. Él mantenía sus cámaras y siempre me tomaba fotos, luego ya en secundaria la mama de mi mejor amiga es fotógrafa, ella tenía su cuarto oscuro y yo pasaba largas tardes con ella mirando el proceso de como revelar en aquel tiempo se usaban cámaras mecánicas. Actualmente estoy trabajando en mi exposición personal, ya llevo años preparándola, espero presentarla pronto.

La verdad he sido muy dichosa de tener muchos amigos fotógrafos hombres que me han ayudado y enseñado y mantengo siempre una sana relación de trabajo y compañerismo con ellos”.

clauddete

Sobeyda Rodríguez

La Sosó, como le dicen las personas cercanas a ella, comenzó a tomar fotos desde primaria, pero en ese momento no se asumía como una fotógrafa, “pero ya era una porque yo trabajaba para poder sacar mis fotos”. En ese tiempo  tenía que ahorrar o portarse bien para que sus padres le dejaran sacar las fotos que en esos días eran tomadas con cámaras de rollos. “Soy la única que tiene fotos de ese tiempo”.

La Sosó ha aprendido mucho sobre composición y edición de fotos casi de manera autodidacta. En su camino como fotógrafa ha descubierto muchas cosas de sí misma y de su profesión. Uno de esos descubrimientos ha sido el asumirse a sí misma como feminista y hacer una lectura diferente de su trabajo fotográfico. A partir de esta reflexión, comienza uno de sus trabajos más significativos llamado Real Beauty, con el cual trata de rescatar la diversidad de cuerpos de las mujeres que no van con cierto estereotipo, “en este proyecto tomo fotos de chavalas que están contentas con su cuerpo, son retratos de chavalas que nos son el cuerpo que yo pensaba… es para ayudarme a mi misma a romper con la dinámica de los cuerpos que merecen ser fotografiados  y a vivir el proceso acompañando estas mujeres”.

Soso Rodríguez

Coralia Robleto

“Tomar fotografías, es para mí un ejercicio por amor al arte” dice Coralia Robleto, una ingeniera industrial de 24 años. Ella toma fotografía desde que era una niña, cuando su mamá la dejaba jugar con sus cámaras. “En más de una ocasión dañe algunos rollos, me atraía esa magia, ese misterio, esa sensación de poder poner al tiempo en pausa.” Esta fotógrafa, no considera que en Nicaragua la fotografía esté dominada por hombres, para ella la fotografía “no tiene género porque es un arte y una filosofía basada en la vida misma. Si hay una diferencia entre un fotógrafo y mi persona, es que yo prefiero vestir de negro y usar tacones, cuando el optaría por el estereotipo del chaleco y los tenis… pero es solo eso un estereotipo.”

Para las chavalas que no se atreven a hacer fotografía, Coralia quiere compartirles esto: “Hagan una foto no tengan miedo al resultado, hacerlo sin miedo es lo más importante, no teman a que salgan mal, a que se desenfoquen, a que se descuadre. Compartan su trabajo y pidan críticas, esto es algo difícil porque consiste básicamente en ponerte en la posición vulnerable que alguien más evalúe tu trabajo, sin embargo esas críticas en su mayoría son constructivas y no podemos dejarlas por fuera sobre todo si es una retroalimentación sana de tu trabajo. Eso te va a dar una perspectiva diferente y una visión que quizás no tenías sobre tu representación”.

182978_142613399257592_278365356_n

Eva Bendaña

Desde pequeña, Eva Bendaña jugaba con las cámaras de su mamá, pero a los nueve años le regalaron su primera cámara, entonces pensaba que eso sería un pasatiempos, pero con los años se daría cuenta que no era así. Su interés por la fotografía fue creciendo con el tiempo.

En el 2012, esta fotógrafa participó en “Vecinos: Una mirada a los asentamientos de Nicaragua” y en el 2013 fue parte de “Operación Queer” para celebrar el Día Internacional del Orgullo Gay. Como mujer fotógrafa considera que no hay limitantes para hacer su trabajo, pues se ha demostrado capaz de trabajar en fincas cafetaleras, en ingenios, en las montañas, en barrios con altos índices de delincuencia y al respecto afirma con decisión: “Yo no me cuestiono mi capacidad de hacer las cosas”.

27999_526156117402045_1374787432_n

Escrito por Malva Izquierdo y Lucy Medina

Fotos cortesía de las fotógrafas entrevistadas

Podrías Estar Interesado

Segundo Concurso de Caricaturas: Trámites y Burocracia
Convocatorias
54 vistas
Convocatorias
54 vistas

Segundo Concurso de Caricaturas: Trámites y Burocracia

Editorial - jueves 21 de septiembre, 2017

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) está convocando al Segundo Concurso de Caricatura: Trámites y Burocracia en América Latina y el Caribe.

El Movimiento Reducetariano: la alternativa flexible
Entorno
85 vistas
Entorno
85 vistas

El Movimiento Reducetariano: la alternativa flexible

Malva Izquierdo - jueves 21 de septiembre, 2017

El movimiento reducetariano está compuesto por individuos que se han comprometido a comer menos carne sin importar el grado o la motivación.

El Bibliobús, una nave de libros
Entorno
96 vistas
Entorno
96 vistas

El Bibliobús, una nave de libros

Rocío Baez - jueves 21 de septiembre, 2017

El Bibliobús- El Libro Volador es una biblioteca móvil que recorre las comunidades de Estelí y Jinotega

5 Comments

  1. No se cual fue el criterio para escoger a las fotógrafas, no sé, no me gusta ninguna.

  2. Felicidades jóvenes por el talento!
    Sin embargo, concuerdo con los comentarios anteriores, quedó corta la lista.

  3. Me hicieron falta estos nombres de fotógrafa jóvenes:

    Isabel Medel, fotógrafa joven y con mucha fuerza en el norte del país
    Diana Ulloa, fotoperiodista que ha publicado a nivel internacional.
    Mayeling García, fotoperiodista y documentalista reconocida.
    Lissa Marie Villagra Mora, fotoperiodista del diario La Prensa
    Heydi Salazar, fotoperiodista

    Lo siento! Solo veo fotógrafas comerciales.

  4. Ehhhhhhh! Lo mismo me pregunto. Con qué parámetros hicieron esta lista?