907 Vistas

Con pintura y pinceles en mano: Mayra Zavaleta

Con una pasión admirable y un apetito insaciable por comerse el mundo, Mayra cuenta que durante ese momento íntimo que pintó ese mural, “acarició” esa pared solo con una esponja y su cuerpo.

“Me alejaba lo más posible e incluso me quería convertir en una pared para tratar de verlo de todos los ángulos posibles. Para mí, ese mural ya era un personaje, esa energía se convirtió en una persona y sé que hay alguien adentro”, así se refiere Mayra Zavaleta Wenderley al conversar sobre su segundo mural “Trotramundos”.

Con una pasión admirable y un apetito insaciable por comerse el mundo, Mayra cuenta que durante ese momento intimo que pintó ese mural, “acarició” esa pared solo con una esponja y su cuerpo.

Sin embargo, su cerebro estaba tan activo que fue una explosión de energía y asegura que hoy sigue impresionada de esa creación.

“Para muchas personas es un atardecer, para otras un amanecer y para otras son solo colores, pero ese proceso de creación, observación y abstracción es el juego que me tiene acá”, explica esta joven artista amante de los procesos naturales, pero temerosa a la falta de límites de la maldad humana.

Trotamundos

Y ese mismo juego le ha permitido crear murales, hacer pinturas en vivo, exposiciones de arte, clases de arte y colaborar con artistas. “Desde hace 1 año, me he estado tirando a la piscina sin saber nadar y he estado buscando toda oportunidad de exponer lo que he venido forjando. Ha sido como salir del clóset en relación al arte; es algo que siempre he tenido dentro de mí”, explica.

“Sentía que las alas estaban apretadas en la jaula”

Durante 1 año vivió en San Juan Del Sur, donde tuvo experiencias personales y profesionales que según cuenta fue “una catapulta gigante” que hizo fluir el arte que llevaba dentro.

“En mi tiempo libre pintaba botellas y las vendía en el pueblo. A la gente le empezó a gustar mi trabajo, empecé a darme a conocer y al final, me contrataron en un hostal y llegué a estar a cargo de un grupo de artistas de diseño de interior”, explica Mayra.

Sin embargo, antes de irse a San Juan del Sur, vivía la vida tradicional de Managua. Universitaria de Psicología y luego de Diseño Gráfico, cansada de la monotonía, de la burocracia, del desinterés generalizado y “me cansé de tener tanta hambre de comerme el mundo y no tener aire para comerlo, sentía que las alas estaban apretadas en la jaula porque ya querían y necesitaban moverse”, comenta con una mirada que no deja lugar a dudas.

Bastó que un amigo le hablará de un voluntariado en San Juan del Sur para que al día siguiente estuviera ahí, “suponía que me iba a quedar 1 mes y me quede 1 año entero”, exclama entre risas.

Lo que buscás, te busca

Ahora regresa a la capital con otra perspectiva, con otras armas y “con pinceles y pintura en mano”. En este retorno asegura que se ha encontrado con una fraternidad artística y empatía muy fuerte. También encontró nuevos espacios que le han permitido conectarse y hacer lo que le gusta, al final Mayra asegura que “lo que buscás, te busca” y de esta forma, poco a poco se ha ido abriendo el camino.

A través de varias experiencias, Mayra se dio cuenta que estaba causando impacto. “Conocí a personas que las vi por 2 días y lloraron con una pintura mía, eso te marca”, cuenta. Para ella “el disfrutar el hecho de provocar una sensación en alguien es lo que me ha dado las ganas de seguir”.

Aunque no tiene una formación académica en arte, Mayra cree en la sensibilidad del ser para que las cosas se den, y afirma que está aprendiendo del medio, de otras personas e incluso de ella misma de una forma muy casual y guiada por las ganas de aprender. Pese a esto, esta joven apasionada por el surf no descarta la posibilidad de unificar su talento con la técnica.

Sanar a Managua con arte

A pesar que siente que los espacios en la capital han crecido, el público sigue siendo reducido y como ella lo llama, sigue siendo un “club” debido a que cambian los lugares, pero las caras no.

“Aún no hay integración. Funcionamos como redes que estamos clasificados en grupos y estos, ya tienen estructuradas sus rutinas y eso nos basta”, comenta Mayra. Para ella hace falta “hambre de experimentar” y no radica meramente en nuevos locales sino en explotar las ideas, la proactividad y en conectar estos “clubs”.

Asimismo, con una mirada fuerte y contundente Mayra explica su interés por utilizar el arte como protesta y es que, para hacer esto no es necesario ser grafitero o pasar por un proceso académico; según ella basta con tener más coraje y “apropiarnos del espacio público, saber que Managua es nuestra y así, sanar muchos problemas sociales”.

Debido a este interés, comenta que se mira ayudando a la comunidad a través de sus habilidades, transmitiendo mensajes positivos y buscando la regeneración.

Con la misma mirada fuerte, Mayra plantea y llama a una reflexión interna y colectiva sobre la falta de mujeres en la escena e invita a la que sienta “cualquier cosquilleo en cualquier parte del cuerpo” a lanzarse.

Para Mayra “hay un mundo muy grande allá afuera pero también hay un mundo mucho más grande adentro y vivir bien la vida es conocer ese mundo interior, es jugar y disfrutarlo”. Sin duda alguna, para ella explorar los posibles mundos es una fascinación, tanto así que, el nombre del mural Trotamundos es porque el arte soprepasa este “pequeño globo terráqueo”.

Sí querés saber más de Mayra podes seguirla en su Facebook e Instragram

Podrías Estar Interesado

Muralismo, un arte accesible
La Escena
16 vistas
La Escena
16 vistas

Muralismo, un arte accesible

Rocío Baez - domingo 22 de octubre, 2017

A comienzo del 2017, Enoc Valenzuela, Carlos Mairena, Ernesto Salinas y Freddy Neira crearon el Colectivo Atol para llenar de muralismo las calles de Estelí.

La condena de tener 14 años y ser niña en Nicaragua
Entorno
37 vistas
Entorno
37 vistas

La condena de tener 14 años y ser niña en Nicaragua

Malva Izquierdo - domingo 22 de octubre, 2017

Las niñas nicaragüenses de 14 años se ven obligadas a tener un embarazo no deseado producto de una violación en una sociedad donde el acoso callejero impera.

Boombit: publicidad para marcas responsables
Entorno
351 vistas
Entorno
351 vistas

Boombit: publicidad para marcas responsables

Editorial - sábado 21 de octubre, 2017

Un adolescente promedio con acceso a TV e Internet consume hasta 10 horas en medios al día, y aún nos preguntamos si la publicidad tiene un impacto en ellos.